¡Huele a naftalina!

- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / Elsbeth Lenz Gutiérrez, ¡oh la amiga Elbesth Lenz! “¡Huele a naftalina!”, me dijo apenas se sentó a la mesa donde desayunamos ayer en el restaurante del hotel Gamma en el que rindió protesta como nuevo dirigente estatal del PRI Felipe Amadeo Flores Espinosa.

Hablaba metafóricamente, claro está, no por el hecho de que muchos asistentes hubieran sacado la chamarra, el suéter, el abrigo o la bufanda que tenían guardados ahora que nos ha estado pegando el frío, sino porque reaparecieron, salieron del clóset o del ropero, los priistas de muchos años de trayectoria pero que hacía mucho tiempo que no se veían en un acto de su partido marginados como fueron por el actual grupo en el poder, que ya se va.

Ese hecho, que se presentaran priistas de viejo cuño que estaban dolidos, resentidos porque nunca fueron tomados en cuenta por los famosos “jóvenes de la fidelidad” que los hicieron a un lado sin consideración alguna, más la circunstancia de que el local que se escogió era muy chico, hizo que  el salón donde se desarrolló el acto resultara hasta asfixiante y de milagro no hubo una desgracia.

Se trató, qué duda cabe, de un acto típicamente priista, como en sus mejores tiempos, sin acarreados pero con políticos venidos de todo el estado en busca de estar cerca de los nuevos jefes, Héctor y Pepe Yunes así como de Amadeo Flores, pero también de retomar el papel que habían venido jugando como militantes además del espacio político del que fueron despojados.

Había curiosidad por saber y ver si llegaría al acto el gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien como gobernante que sigue siendo es el jefe político del priismo en Veracruz, pero no se presentó. No se dio explicación alguna. En cambio sí estuvieron cinco de los que aspiraron a la gubernatura, aparte de Héctor Yunes: Pepe Yunes Zorrilla, Alberto Silva Ramos, dirigente saliente además, Erick Lagos Hernández, Tomás Ruiz González y Adolfo Mota Hernández. No asistieron Jorge Carvallo Delfín ni Flavino Ríos Alvarado, si bien a  éste se le consideró sólo por haber sido invitado a la comida en la Casa Veracruz en diciembre pasado, pero no firmó el Acuerdo de Unidad.

El mensaje del nuevo dirigente Amadeo Flores fue bien medido. No fue estridente pero fue puntual y contundente. “Las decisiones del partido, como decía Luis Donaldo Colosio, no pueden regresar a los escritorios, a las burocracias o a las cúpulas. Vamos a alejarnos de las oficinas y vamos a acercarnos más a la gente”, dijo, por ejemplo.

Expresó que el mejor discurso debe ser el de los hechos y habló de la necesidad de “recomponer el camino y garantizar mejores condiciones de vida a los veracruzanos”, lo que se interpretó como una crítica a la actual administración por las condiciones en que tiene al estado. “Nuestro partido reconoce la existencia de antiguos agravios, de justos reclamos y de nuevas demandas”.

Ofreció llevar a su partido a las calles, a los barrios, a las colonias, a las comunidades. “Vamos a trabajar lo mismo en las ciudades que en las regiones rurales”, porque señaló que “no hay tiempo que perder; iremos a donde sea necesario. Iremos hasta donde haya un priista dispuesto a trabajar por el partido y sus candidatos”.

Vino otro dardo: “Será un PRI con la cara y las manos limpias. Sin sombras ni dudas que abriguen la desconfianza. Será un PRI que use la verdad como bandera” y “el PRI de Veracruz habrá de incorporar lo mejor de nuestra gente; a veracruzanos de todas las regiones, de todas las edades, a quienes son verdaderos líderes sociales, a quienes estudian y proponen solución a sus problemas”, esto porque en los últimos once años sólo un grupo se vino reciclando para los principales cargos en el Gobierno y en las posiciones políticas de su partido.

Y también tuvo indirectas para los de afuera hasta con una advertencia: “Con el trabajo de la militancia estamos listos para ir a una contienda donde se privilegiarán las propuestas por encima de las descalificaciones, pero actuaremos con la fuerza de la verdad cuando esta sea necesaria; no vamos a permitir que el egoísmo, la arrogancia y los intereses perversos sirvan a la confusión y el engaño”.

Ofrece Miguel nuevos tiempos “de esperanza y de alegría”

maycEn un hecho histórico en la vida política del estado, ayer también los dirigentes estatales y nacionales del PAN y del PRD presentaron la solicitud de registro de la alianza de ambos partidos “Unidos para Rescatar Veracruz” para enfrentar al PRI en busca de la gubernatura del estado con su candidato Miguel Ángel Yunes Linares.

Ricardo Anaya Cortés y Agustín Basave Benítez, así como José de Jesús Mancha Alarcón y Rogelio Franco Castán, se presentaron personalmente ante el Organismo Público Local Electoral (OPLE) para documentar y avalar la solicitud.

Previamente Yunes Linares había presentado su solicitud de registro para ser el candidato de su partido (y por extensión de la alianza) a la gubernatura del estado, mientras que los dirigentes nacionales panista y perredista habían ofrecido una conferencia de prensa y luego ya todos juntos, reunidos en la Plaza Lerdo, habían marchado rumbo a la sede del OPLE.

Fue en la explanada de la sede estatal del PAN donde el diputado federal con licencia dijo que llegará al Gobierno del Estado con la Constitución en la mano para  aplicar la ley a quienes han saqueado las arcas públicas del estado, en lugar “de traer la escoba para barrer la casa”, en clara alusión a la frase que había pronunciado su contrincante priista Héctor Yunes Landa.

Retomó su línea crítica contra la actual administración que, sostuvo, llevó la corrupción a niveles inconmensurables y hoy frente a un pueblo empobrecido “se exhibe con impudicia la riqueza de un grupo de maleantes magnates”, además de que en el actual gobierno desaparecieron el Estado de Derecho para establecer el abuso y la represión como método de gobierno.

Dijo que vendrán nuevos tiempos para Veracruz, “tiempos de esperanza y alegría”, pero que para lograrlo tienen que sacar a quienes hoy están en el gobierno: “vamos a sacarlos de palacio de gobierno con el empuje del pueblo dentro de 125 días, el 5 de junio, cuando haremos historia, y en 303 días brillará en el azul de Veracruz un nuevo sol, intensamente amarillo”.

Expuso que la actual administración estatal se tiene que ir porque los responsables abrieron las puertas de Veracruz a la delincuencia organizada y se volvieron sus principales aliados y “porque saquearon las arcas públicas y hoy los veracruzanos deben más de 100 mil millones de pesos”.

Los Yunes de Soledad ya tomaron partido

fysReconfortante para el virtual candidato único del PRI al Gobierno de Veracruz, Héctor Yunes Landa, debió haber sido el respaldo que toda su familia Yunes, la de Soledad de Doblado, con una sola excepción, le brindó el sábado pasado.

Durante una comida en Boca del Río, tal como había publicado que sucedería en “Prosa aprisa” el 21 de enero (“Los Yunes, de Soledad de Doblado”), al menos una centena de Yunes le dieron calor, lo que se entendería como que ya tomaron partido por uno de los dos familiares que contenderán por la gubernatura del estado.

En el convivio “de unión y unidad” incluyeron al senador José Francisco “Pepe” Yunes Zorrilla, quien si bien no es familiar de sangre (él es de los Yunes de Perote), lo consideran parte de familia, y así se ven, a grado tal que Pepe le dice tío a Héctor, “el tío Héctor”.

fys2Si bien había un acuerdo de que no se hablaría de política, lo cierto es que fue imposible para la familia no terminar ofreciéndole su apoyo al priista, lo que debió haberle levantado más el ánimo y darle más seguridad a su causa, en la que él cree y casi está a punto de lograr: la de ser el gobernador de Veracruz.

Por lo pronto al menos dentro de la gran familia Yunes, Héctor ya obtuvo su primera victoria.

Ayer domingo, antes de asistir al acto de su partido, el senador priista con licencia desayunó con su esposa Verónica y luego llevaron a su pequeño hijo Héctor al parque de Los Berros, según pegó en su muro de Facebook.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.