La pesadilla llamada Veracruz

- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“Hasta la desgracia llega a cansarse.” – Séneca.

Cuando el estado de Veracruz se sume en la peor de las pesadillas en su historia, sus habitantes ven con azoro como cada día se descompone más la entidad en materia de gobernabilidad, ante la nula capacidad para gobernar que han provocado 11 años de malos gobiernos.

Cuando no es el registro de observaciones a la cuenta pública –convertido en el pan nuestro de cada día-, nos sorprendemos aún más al saber que el gobierno estatal pretende a cómo de lugar, iniciar con un Plan de Austeridad y Ajuste Presupuestal sin precedente para intentar recomponer el barco, ya no en esta administración sino en administraciones futuras, como si tuviesen garantizada la perpetuidad, o al menos la permanencia al frente del gobierno estatal.

Lo declarado por la columnista Claudia Villegas del Diario Crónica en donde apunta “es cuento que el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, hizo un casting para reclutar a los mejores contadores y auditores en la región. El objetivo fue contar con los más experimentados expertos para cuadrar las cuentas de las  finanzas de ese estado. Quienes conocen el episodio cuentan que los contadores contratados trabajan de día y de noche porque de plano son muchos los detalles que cuadrar”, es tan solo la muestra de que el tema es sumamente grave.

A lo largo de las dos últimas administraciones se ha documentado la clase de saque faraónico al que sometieron a las arcas de Veracruz, cuando no era mediante la entrega de porcentajes a favor de asignaciones de obra, conclusiones o avances de las mismas, el caso es que por todo y por nada las cadenas corruptivas han estado presentes en la entidad.

Lo señalado por el portal electrónico Versiones de José Ortiz Medina es una muestra más de que aquí se fragua un mega golpe a los ciudadanos, en primera instancia las acciones negadas por la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) que se maldice dirigir el propio Antonio Gómez Pelegrin, -sin que él como responsable del sector salga a dar la cara-, habla de la autenticidad de la información.

El Plan de Ajuste de Gobierno del Estado expuesto por el portal electrónico no sólo contempla un recorte en el gasto, en la plantilla laboral y en el presupuesto de los tres poderes del estado sino medidas para incrementar los ingresos.

Lo que aun lo vuelve más lastimoso para la sociedad cansada de tanto robo, como para que ahora se convierta en la responsable de subsanarle la plana a los saqueadores.

Los puntos relevantes que justifican el Plan de Ajuste tienen que ver con un desmedido gasto y con limitados ingresos.

Debido a un déficit presupuestal que se ubica en un promedio anual de 18 mil 115.2 millones de pesos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del Gobierno Federal determinó sugerir al gobierno veracruzano el diseño de estrategias que busquen un equilibrio entre ingreso y gasto.

La elaboración del proyecto correspondiente, actualizado al 4 de diciembre del 2015, refieren que el Plan de Ajuste, estuvo a cargo de la Contraloría General del Estado (CGE) y de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

Los focos de alerta se encendieron debido a un aumento considerable en el gasto público, a partir de 2010, y es que basta recordar que desde la llegada de Javier Duarte la tradición emprendida por Fidel Herrera de incorporar hasta al hijo, del amigo, del compadre de un conocido es común dentro del Duartismo.

Durante los recientes seis años, el déficit presupuestal es el común denominador de las finanzas del gobierno estatal. En 2010, por ejemplo, el ingreso reportado fue de 24 mil 376.7 millones de pesos; ese año, el gasto público ascendió a 43 mil 093.7 millones. El déficit alcanzado fue de 18 mil 716.3 millones de pesos.

El año más dramático en la relación ingresos-gasto fue 2011, cuando gobierno estatal registró ingresos por 30 mil 381.6 millones de pesos y egresos por 52 mil 718.9 millones, para un déficit de 22 mil 337.3 millones de pesos. En 2012 se reportaron ingresos por 30 mil 074.8 millones y gastos por 51 mil 035.2 millones de pesos; la diferencia fue, ese año, de 20 mil 960.4 millones de pesos.

A partir de 2013, el déficit del gobierno estatal creció sistemáticamente, pero durante los seis años anteriores en ningún ejercicio el gasto ha sido menor al ingreso.

En el acumulado de los seis años recientes, de 2010 a 2015, el gobierno veracruzano registró ingresos por 183 mil 129.5 millones de pesos y gastos por 291 mil 820.4 millones de pesos. La diferencia entre esos dos rubros arroja un déficit de 108 mil 690.9 millones.

Medidas para reducir el gasto

Según los datos documentados por el equipo de Versiones.com.mx, esos números orillaron al gobierno estatal a emitir una circular con medidas de contención del gasto público en marzo del año pasado, así como los “Lineamientos Generales que establecen las Políticas del Ejercicio del Presupuesto, Modernización de la Gestión Administrativa y Austeridad del Gasto Público para los ejercicios fiscales 2015-2016, que, de acuerdo con el gobierno estatal, representaron un ahorro de dos mil 677.3 millones de pesos, que equivalen a poco más de dos por ciento del déficit registrado durante los seis años anteriores.

Con esos antecedentes, el gobierno estatal, a propuesta de la CGE y de Sefiplan, determinó poner en marcha el Plan de Ajuste, cuya estrategia consiste, básicamente, en mejorar la recaudación y disminuir el gasto corriente, con especial énfasis en la reducción del gasto en el rubro de Servicios Profesionales; es decir, en la plantilla laboral, que representa 46.5 por ciento del presupuesto del gobierno veracruzano.

La reducción para los poderes Legislativo y Judicial

De igual modo, y de acuerdo con el Plan de Ajuste, el Poder Ejecutivo veracruzano no sería el único afectado con la reducción presupuestal; el Poder Legislativo pasaría de 595.2 millones de pesos, en 2016, a 575 millones, en 2017. En los siguientes cinco años seguiría bajando: 556.8 millones en 2018; 544 millones de pesos en 2019; 524.9 millones en 2020; 504.8 millones en 2021; y 488.1 millones de pesos en 2022.

En relación con 2016, en 2022 la legislatura estatal tendría una reducción de más de 100 millones de pesos.

Igual ocurre con el Poder Judicial, que este 2016 tendrá mil 443.6 millones de pesos; en 2017, la cifra se ubicará en mil 394.8 millones; en 2018, mil 351.4; en 2019, mil 314.3; en 2020, mil 264.1; en 2021, mil 220.3; y en 2022, mil 118.2 millones de pesos.

En relación a 2016, en 2022, el Poder Judicial tendrá una reducción cercana a los 390 millones de pesos.

Lo que insistimos lastima a una sociedad cansada de tanto saqueo desmedido es que ahora el gobierno de Veracruz pretenda cubrir sus abismal déficit con el cobro de de diversas acciones establecidas como prioridad que permitirían el fortalecimiento de los ingresos propios, que se basa en un mejor desempeño recaudatorio.

Así los veracruzanos le daremos la bienvenida nuevamente a impuestos como la Tenencia de Vehículos e impuesto adicional a los Derechos por Suministro de Agua Básicamente, el gobierno de la entidad proyecta seis acciones fundamentales; según Versiones estas serían:

1.- Homologar la tasa del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal al tres por ciento, lo que daría ingresos adicionales, durante el presente año, por 929 millones de pesos.

2.- Ampliar la base tributaria del Impuesto Adicional para el Fortalecimiento de la Educación a los Derechos por Suministro de Agua, lo que se traduce en un mayor cobro por dicho servicio; ello representaría ingresos anuales de 180 millones de pesos, a partir del presente año.

3.- Fortalecer el Programa de Recaudación de Ingresos Coordinados, estableciendo una meta promedio de 200 millones de pesos anuales, a partir de 2016.

4.- Se proyecta, además, un ingreso de mil 191 millones de pesos por el Impuesto sobre la Renta Participable.

5.- Eliminar, a partir de 2017, el subsidio al Impuesto Estatal sobre Tenencia o Uso de Vehículos, lo que daría al gobierno de la entidad ingresos por 400 millones de pesos.

6.- Crear tres organismos desconcentrados: el Instituto de la Policía Auxiliar, Radio Televisión de Veracruz y el Instituto de la Vivienda, lo que generaría ingresos por mil 69 millones de pesos anuales. De igual manera, estaría programado convertir la Comisión del Agua en un Organismo Desconcentrado, para obtener recursos por mil millones de pesos cada año.

Con esas medidas para incrementar la recaudación, el gobierno veracruzano obtendría ingresos por 7 mil 086.7 millones de pesos, entre impuestos, derechos, productos y aprovechamientos, durante 2016; a 8 mil 133.5 millones en 2017; y seguiría aumentando de manera gradual, año con año, hasta llegar a 10 mil 815.3 millones de pesos, en 2022.

Provocando que para el 2017 se abatiera el déficit veracruzano.

De acuerdo con el Plan de Ajuste, sólo durante 2016 habrá déficit presupuestal, si se ajusta y reduce el gasto y aumenta la recaudación. Esta es la proyección del Balance:

Según la documentación recabada por el equipo de José Ortiz Medina, en 2016 se estima un ingreso de 37 mil 538.1 millones de pesos y un gasto total de 42 mil 443.3 millones, para un balance fiscal negativo de 4 mil 905.2 millones de pesos.

Pero hacia 2017 los ingresos estatales aumentarían de manera significativa, para ubicarse en 40 mil 270.8 millones de pesos; ese año, el gasto programado es de 39 mil 065.7 millones, para un balance fiscal positivo, de mil 205.1 millones de pesos. Logrando con ello que el gobierno veracruzano no reporte déficit.

Ya hacía 2018, los ingresos se ubicarían en 40 mil 743 millones de pesos; y el gasto, en 37 mil 056.8 millones, para un balance positivo de 3 mil 686.2 millones.

Año con año, los ingresos programados seguirían subiendo y el gasto estimado, bajando.

En 2022, último en considerar el Plan de Ajuste, se estima un ingreso total de 43 mil 4090.8 millones de pesos y un gasto de 32 mil 421.3 millones, para un balance fiscal de 10 mil 979.5 millones de pesos.

Así pretende el gobierno estatal tapar el boquete dejado por los herederos del Fidelduartismo, con mayor recaudación, sin sanciones para los responsables del saqueo desmedido y a expensas de la sociedad, convirtiendo al estado en lo que se conoce ya como “La pesadilla llamada Veracruz”

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. y así se puede asegurar que hay muchos municipios en la situación del estado, pura corrupción y lo mas lamentable es de que todos cubren estas acciones del gobierno y nadie los pone en la cárcel donde deben estar y los candidatos ahorita del PRI no dicen nada de lo que sucede en el gobierno y peor aun se postulan y dicen que ellos si van hacer algo diferente, cuando traen la misma escuela que sus antecesores y lo mas peor es que todavía haya gente que va a votar por ese partido, seguramente aquellos que ignoran lo que pasa en nuestro estado y también aquellos lambe huevos que quieren vivir del erario publico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.