Uscanga, 170 mil votos para Héctor

- en Opinión

Édgar Hernández* /

¡Yunes Landa para en seco a Carvallo en reunión privada el sábado anterior!

Bien se dice que el primero en tiempo es el primero en derecho.

Con 170 mil votos en la buchaca la organización política “Concertación Veracruzana”, definirá la gubernatura en favor del priista Héctor Yunes Landa, adelantó a Jorge Uscanga Escobar.

Y este experimentado político no es de los que blofea.

Ha visto y vivido a lo largo de su vida la historia política de 9 gobernadores, ocho presidentes de la república y ha ocupado todos los cargos en la administración pública federal y estatal a los que puede aspirar un político que desde temprana edad confió en la “bendición catemaqueña”.

Uscanga Escobar ha visto la película sucesoria muchas veces.

La aprendió con Murillo Vidal, la manejó con Hernández Ochoa, hizo vocación de fe con Fernando Gutiérrez Barrios, cimentó sólida alianza con Dante; a Chirinos dio respetó y consolidación nacional, con Miguel Alemán depositó toda su experiencia, a Fidel combatió y a Duarte solo le aceptó institucionalmente la justa correspondencia por gestar la diferencia electoral que lo hizo ganar la gubernatura.

Esos 70 mil votos que aportó a la causa priista del delfín de la Nauyaca en 2010 fueron definitorios.

Y así como Juárez aplicó eso de justicia a secas, Jorge Uscanga solo advierte la “maldición catemaqueña” a sus adversarios.

El recién concluido fin de semana este político que encabeza la más importante fuerza electoral que asociación ciudadana tiene en Veracruz, entregó su capital al precandidato del PRI a la gubernatura Héctor Yunes Landa.

Manteniendo una sana distancia con la Fidelidad –de hecho ya tiene tiempo autoexiliado en el DF sin descuidar los fines de semana a la organización política que gestó hace dos lustros a lo largo y ancho del territorio veracruzano- se apresta al retorno.

Por lo pronto le muestra el músculo al inminente candidato del PRI, Héctor Yunes Landa llevándole en animado convivio, a un millar de líderes regionales a quienes tomó protesta tras declararse listos para el arranque proselitista.

“Cuente usted con el respaldo de todo esta militancia”, le dijo.

Le precisó además en encendido discurso en el que ratifica su vigencia oratoria, que actualmente la organización que preside cuenta con 85 mil afiliados confirmados y avalados por medio de notario público, “lo que representa dos votos en favor del virtual candidato tricolor al gobierno”.

La sorpresa de Yunes Landa no se hizo esperar cuando constató que dichos líderes regionales ahí presentes eran jóvenes liderados por un hombre sabio, maduro.

“La ventaja de nuestra organización –le insistió Uscanga- es que tiene un trabajo permanente y yo creo que le vamos a meter una buena cantidad de votos directamente a usted que es nuestro candidato”, detalló.

En el acto Héctor se mostró por demás satisfecho. Acaso sorprendido por la manifestación tan meticulosamente organizada, garantizada, “que no de membrete”.

El de Catemaco señaló que “usted tiene todo para lograr el triunfo en las urnas el próximo cinco de junio, donde la unidad del partido será la clave para la victoria”.

“Sentimos que si nosotros nos unimos, el partido gana. Nosotros creemos que más que estar pensando lo que hace el partido de enfrente o los partidos que se coaliguen, debemos unirnos. Solo así no tendremos  ningún problema para volver a ganar”.

Así, pues el del sábado fue el primer encuentro con la base priista, la de a de veras. Fue el arranque de la precampaña sin la pesada cobija del PRI que encabeza Alberto Silva.

“Tenemos que conquistar el voto con un discurso que reconozca errores y proponga cambios profundos en el actuar de los gobernantes, incluso, el de aplicar sanciones a quienes infrinjan la ley”, señaló Uscanga Escobar al recordar las palabras de Luis Donaldo Colosio: “El pueblo tiene hambre y sed de justicia”, frase que en estos tiempos tiene todavía aplicación.

Y acaso motivado por las palabras, el próximo candidato a la gubernatura, insistió en que no habrá de variar su postura ni camino, al ratificar su desmarque con el gobernador Javier Duarte con quien no habrá “ni abrazos ni besos” y sí castigo contra los saqueadores “llámense como se llamen”.

Finalmente Uscanga le sentenció:

“Le va a caer la bendición catemaqueña por lo que tenga la seguridad de que vamos a ganar, no tenga ninguna duda de ello”, remarcó seguido del aplauso de los asistentes.

Al acto como era previsible se colaron algunas decenas de Duartistas queriéndose congraciar luego que “El rey ha muerto”, al igual que un sinfín de espías de Palacio.

El proceso de desmantelamiento del poder se ha iniciado. Jorge Uscanga se coloca en posición de defensa y ataque. Van a salir chispas.

Pequeñeces:

Al final del día nunca se supo si Jorge Carvallo, defeño-mexiquense-veracruzano, recibió línea de Javier Duarte para enturbiarle el camino a Héctor a quien finalmente la tarde del sábado se le fue a arrodillar rogándole lo dejara participar en la cruzada electoral. Héctor tan solo le dijo que no es con ruido mediático como se logra el posicionamiento político. Carvallo tendrá que recluirse. La cárcel le espera… al igual que otros.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.