Carretera Xalapa-Misantla parece basurero humano, denuncian

- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. Ante el elevado número de cadáveres que han sido encontrados en la carretera Misantla-Xalapa y sus inmediaciones, pobladores catalogan a dicha zona como un «basurero humano».

El deterioro de la vía de comunicación facilita los secuestros a los delincuentes, sobre todo por los baches que impiden la circulación y la falta de iluminación.

Se trata de una carretera de 80 kilómetros, cuyo tramo más inseguro y peligroso es conocido como Capulines, mismo que se encuentra en el municipio de Yecuatla y tiene una longitud de 40 kilómetros.

«En diciembre o noviembre pasado secuestraron al subdirector del Instituto Tecnológico de Misantla, en la zona conocida como zeta. Lo asaltaron, lo privaron de su libertad y lo tiraron un barranco, después lo tuvo que sacar la Cruz Roja», relatan pobladores.

Sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), dependencia estatal a cargo de Arturo Bermúdez Zurita, no ha emprendido un operativo para evitar que dichos acontecimientos continúen en la zona.

Las personas se dicen temerosas por la ola de violencia que se ha agravado en la entidad veracruzana y, por ello, solicitan el anonimato.

«No quisiera que me comprometieran a hablar, es un tema de inseguridad muy delicado. Si buscan en los periódicos se pueden dar cuenta de todos los hechos delictivos que han ocurrido ahí».

Tan sólo en Misantla hay 60 mil habitantes; sin embargo, esta situación también perjudica a los pobladores de los municipios de la zona, como Yecuatla, Naolinco, Chiconquiaco, Acatlán, Tonayán, Jilotepec y Cocoatzintla (además de Xalapa que se comunica con Misantla).

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.