Para estudiar no se necesita tener una edad, sino siempre ganas de superarse: Juana Cano Martínez

- en Comunicados

Actopan, Ver. “Fue un sueño desde mi niñez, un día obtener una carrera y hoy me siento muy contenta de haber logrado lo que quería desde que era niña”, relata Juana Cano Martínez, egresada de la licenciatura en psicopedagogía, por la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), quien cuenta con 62 años de edad.

La entrevistada menciona que a su edad se siente muy orgullosa de haber concluido satisfactoriamente sus estudios profesionales, ya que es un sueño que siempre había conservado desde muy pequeña, “siempre he dicho que para estudiar no se necesita tener una edad, sino siempre ganas de superarse”, aseguró.

Juana Cano, es originaria de la localidad Trapiche del Rosario, municipio de Actopan, Ver., lugar donde cursó el bachillerato y la licenciatura de la UPAV, la cual le abrió las puertas para continuar sus estudios. La ahora recién egresada menciona que siempre ha tenido gusto por la docencia y los niños, actividad que desempeña como catequista de su iglesia y combina con su trabajo de intendente en una escuela del municipio de Jilotepec.

“Al principio yo nada más tenía la secundaria, me inscribí al bachillerato pero como alumno pirata, con miedo de que no iba a aguantar el ritmo de la escuela, pero se hace un sábado, se viene otro y así se hace la ilusión de seguir con la carrera”, aseveró.

Detalla que es una satisfacción haber estudiado y evoca el momento en que el Mtro. Guillermo Zúñiga Martínez la invita a concluir su bachillerato, “fue por el maestro que me animé a seguir preparándome, me da nostalgia porque él quería estar con nosotros y ya no estuvo”, menciona emocionada la entrevistada.

Cano Martínez cuenta que lleva muchos años trabajando en secundaria y en muchos otros lugares pero siempre ha deseado ser maestra; al estudiar psicopedagogía siente que ha subido un peldaño más de su realización profesional y personal. “Con mi carrera y mi grupo de alumnos en la doctrina me ayudó para ver lo de la psicología, la cual me parece interesante y me gusta mucho”, señaló.

Al preguntarle sobre su paso por las aulas nuevamente, doña Juana menciona que al principio fue muy difícil el volver a empezar a abrir su mente y retomar las clases pero gracias al apoyo incondicional de su familia, compañeros y asesores solidarios pudo realizarlo, “con la ayuda de mis hijos, de mis hermanos y mis compañeros de trabajo he podido terminar mi carrera, me siento muy contenta”.

A pesar de muchas veces querer claudicar, sus asesores la apoyaron lo suficiente para no desistir de la meta, al igual que sus familiares y compañeros, quienes con profunda emoción veían un modelo de superación en ella.

“Yo quiero agradecer a todos los involucrados en la culminación de mi carrera, muy en especial a la UPAV por haber creído en mí y permitirme estudiar”, finalmente felicitó al contador Andrés Blancas Portilla, rector de la UPAV, por preservar el modelo de la universidad y seguir impulsando el desarrollo de los veracruzanos.

Sin duda Juana Cano, es un ejemplo para los jóvenes de que hay que continuar preparándose ya que como dice, “los tiempos se vienen muy difíciles, la UPAV es una gran oportunidad porque no tenemos que salir a otro lado a estudiar, aquí la tenemos en nuestro municipio y hay que aprovecharla”, finalizó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.