PRI, a limpiar la casa

PRI
PRI Veracruz
- en Opinión

Gabriel Arellano López / El evidente fracaso de la fidelidad para evitar la conformación de la alianza opositora PAN-PRD de cara a la elección gubernamental de junio próximo, al tiempo que denota pérdida de su influencia en el ámbito político estatal antaño plenamente controlado, también permite avizorar el probable principio del ocaso de esta corriente que tanto daño ha provocado y causado a Veracruz.

Quien pretenda ser el próximo gobernador del Estado tiene que desligarse de esta pandilla que durante casi 12 años no se ha dedicado más que a saquear las arcas públicas y, además, tendrá que convencer al electorado de que, efectivamente, no representará continuidad de lo que los veracruzanos ya no quieren.

El que resulte ser candidato del PRI deberá desmarcarse por completo del fidelismo y del duartismo, so pena que los electores le apliquen una derrota estrepitosa en las urnas el 5 de junio.

El abanderado priista tendrá enfrente a Miguel Angel Yunes Linares, quien a diario durante los meses siguientes va a estar informando y difundiendo el rosario de tropelías y pillerías que sin freno alguno han protagonizado fidelistas y duartistas durante los últimos años.

La impunidad podría llegar a su fin de ganar Yunes Linares la elección que se avecina y alcanzar el poder, para lo que se le hace tarde al choleño más allá de los pleitos personales en que lo involucraron los dos últimos gobernadores.

Tendría el PRI que aplicarse bastante y desde Los Pinos instrumentarse golpes espectaculares y efectivos que enviaran un mensaje claro y contundente a los veracruzanos de que se actúa contra la impunidad que por casi dos sexenios ha sido tolerada hasta la ignominia.

Sólo así, con pruebas fehacientes de que lo que pasa en Veracruz no quedará en la impunidad, es como tal vez el PRI pudiese levantarse con el triunfo electoral en junio.

No limpiar esta casa tan llena de suciedad, equivaldría a dejarle todo el camino abierto a Yunes Linares para que capitalice electoralmente los abusos y el saqueo de los últimos gobiernos priistas, lo que muy probablemente se traduciría en su victoria en las urnas en junio próximo.

Veracruz y el 2018

La tarea que emprenderá Miguel Angel Yunes Linares en Veracruz, va más allá de la elección gubernamental, más bien pasa por el 2016 para ir hacia el 2018, como parte del proyecto presidencial del hoy gobernador poblano Rafael Moreno Valle.

Seguramente en Los Pinos lo saben, pero falta conocer qué están dispuestos a hacer el PRI y su líder para atajarle el paso al eventual regreso del PAN al poder presidencial.

Las canicas de Moreno Valle ya están puestas en Veracruz. Las trae Yunes Linares y con amplias posibilidades de echarlas a rodar a plenitud, salvo que el PRI asuma determinaciones extraordinarias.

Allá los priistas si no calculan bien su juego, porque la elección que viene no les será fácil ganarla aplicando nuevamente maletas llenas de billetes o utilizando tácticas y estrategias del miedo para inhibir a los votantes o a los candidatos de la oposición.

Sin duda, la próxima Presidencia de la República pasará por Veracruz este 5 de junio.

Ante ello ¿qué está dispuesto a hacer el PRI?

PES, que sí irán solos

Hasta ayer en la cúpula dirigente estatal del Partido Encuentro Social prevalecía la determinación de participar solos en la próxima contienda electoral para la gubernatura y las 30 diputaciones uninominales.

En fuentes consultadas del PES veracruzano se dicen totalmente ajenos a los supuestos dichos del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán y sostienen que ni siquiera de la dirección nacional han recibido contraindicación alguna que haga variar la voluntad de participar solos en las elecciones de junio próximo.

Se negó, por lo tanto, que haya acercamientos ni pláticas con el PRI para integrarse o sumarse en alianza. Así las cosas, habrá que ver qué viene y si el PES se mantiene firme en esta postura.

“San Francisco Valencia”

En meras calenturas se quedaron las ganas del ex director de la CAEV, Francisco Valencia, quien se sintió con los tamaños para ser nominado candidato del PRD a gobernador y se quedó chiflando en la loma, con todo y sus panegiristas y patrocinadores que hasta cuasi lo canonizaron como San Francisco, la salvación del perredismo veracruzano, según los que querían reventar la alianza opositora PAN-PRD.

Cabría preguntar si del gobierno estatal al que dizque sirvió no le pedirán cuentas, ya que de acuerdo al mismísimo diputado Francisco Garrido, presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso estatal, la CAEV aparece con daño patrimonial en la cuenta pública 2014 por un monto que asciende a la nada despreciable suma de 25 millones 623 mil 840 pesos.

Valencia puso al garete la CAEV, donde además del daño patrimonial que ahora se conoce, también omitió pagarle a numerosos proveedores y dejó sin resolver problemas laborales.

En ese organismo se han dado cita desde hace meses proveedores que ni siquiera fueron atendidos por el entonces director Valencia, ignorándose dónde quedaron recursos que tendrían que haber servido para liquidar adeudos sobre –por ejemplo- obras bipartitas en las que la Federación cumplió desde hace mucho tiempo con su parte de pago.

¿Serán Valencia y la CAEV otro pelo al gato de la impunidad duartista?

Numeralia

1.- Estarán hoy jueves con Manlio Fabio Beltrones los 4 suscribientes del acuerdo de unidad que se supone son los únicos finalistas que aspiran a la nominación priista para gobernador: Pepe y Héctor Yunes, junto con Alberto Silva y Erick Lagos. Hay quienes aseguran que de esta reunión saldrá la decisión definitiva y que –ahora sí- habrá humo blanco. ¿Será?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.