Héctor, ¿gracias Fidel?

- en Opinión

Gabriel Arellano López / Salvo que 58 alcaldes junto con los diputados locales priistas y otros no priistas encabezados todos por el habilidoso y experimentado dirigente magisterial Juan Nicolás Callejas Arroyo y el institucional y fuerte dirigente agrario Juan Carlos Molina Palacios, estén todos desinformados o fuesen suicidas políticos, estos protagonistas del escenario político veracruzano dieron, ayer domingo, cauce definitorio a la nominación priista para gobernador que, por lo visto, recaerá finalmente en el hoy senador Héctor Yunes Landa.

Pese a las respetables opiniones de algunos observadores y analistas que insisten en que la moneda aún sigue en el aire y que han interpretado como un acto de desautorización a lo de Héctor un mensaje del gobernador Javier Duarte en las redes sociales, sencillamente hay que ver dónde estuvieron muchos fidelistas-duartistas ayer domingo para percibir la inclinación de la balanza. Hasta Cecil Duarte asistió.

Si bien entre los comensales en el rancho Rosa del Alba se contabilizaron simpatizantes, amigos y compadres de Yunes Landa, allí también se sumaron numerosos alfiles del régimen gubernamental, quienes jamás darían un paso en falso ni se arriesgarían a equivocarse a la hora de sumar su “lealtad” al próximo candidato a gobernador .

Resultaría inconcebible que todos los arriba mencionados más unos mil operadores políticos de diverso calibre que se calcula asistieron a la comida en Medellín, hayan actuado por simple simpatía o corazonada. Por ejemplo, ello sería inimaginable en un viejo lobo de mar como Callejas Arroyo, veterano de la lucha magisterial y dueño de una institucionalidad a toda prueba.

Visto todo lo anterior, el caso Veracruz parece resuelto ya para el PRI.

Fidel confirma lo de Héctor

Una vez más, sin el menor respeto para el gobernador Javier Duarte, Fidel Herrera Beltrán irrumpió con escándalo en el ámbito de la sucesión veracruzana, trascendiendo con lujo de detalles una plática en la que habría expuesto a sus interlocutores que debió venir desde España para resolver personalmente el tema de la candidatura priista.

El ex mandatario habría afirmado también que intervino por petición expresa del presidente Enrique Peña Nieto y que con tal poder se pudo “planchar” con cantidades millonarias a quienes manejan diversos partidos que ahora se sumarán al PRI en la próxima contienda electoral.

El cónsul se ufanó igualmente de haber frustrado la alianza PAN-PRD e infringirle así un golpe más a su acérrimo enemigo Miguel Angel Yunes Linares.

En pocas palabras, Fidel habría dejado establecido que Héctor Yunes Landa será el candidato del PRI gracias a él.

¿Cuáles son los acuerdos?

“No hay espacio para rencores, para odios; menos para cuentas pendientes…”, estas son palabras pronunciadas ayer por el senador Yunes Landa durante la comida a la que asistió en Medellín de Bravo, palabras que se ven muy distantes del discurso que mantuvo hasta hace algunas semanas.

Por todo Veracruz y también fuera del Estado, Héctor arremetió sistemáticamente en contra del saqueo que se ha dado dentro de los dos últimos gobiernos estatales y enarboló una bandera de combate a la corrupción y castigo legal a los responsables.

Se ignoran las razones, pero lo cierto es que Yunes Landa ha bajado la voz sensiblemente y su discurso ha variado de tal forma que hoy parece predicador cristiano exhortando a dejar atrás cuentas pendientes. Hay quienes opinan que la virtual candidatura de Yunes Landa habrá transitado por acuerdos inconfesables para perdonar el terrible saqueo que ha sufrido Veracruz.

El tiempo nos dirá si esto es cierto, aunque sería muy lamentable comprobar que quien pretende ser el próximo gobernador pasara a formar parte del grupo de pillos que han saqueado a Veracruz.

Molina Palacios, el destapador

Más allá de que se confirme o no la candidatura de Héctor Yunes Landa, es de llamar la atención el gran posicionamiento político que ha conseguido Juan Carlos Molina Palacios.

El dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos tiene demostrada una enorme capacidad de convocatoria en todos los niveles, desde los ejidos hasta las altas esferas cenecistas, partidistas y gubernamentales.

Molina Palacios  se respalda también a sí mismo con un fuerte trabajo cotidiano, que a diario lo lleva por diversos puntos de la geografía estatal no sólo para conocer los problemas, sino llevando una serie de valiosos apoyos y soluciones a los grupos campesinos y demás afiliados a la CNC.

Juan Carlos es un hombre muy cercano al senador Yunes Landa, pero igual puede presumir de su buena relación con el gobernador Javier Duarte y otros altos funcionarios, lo que le ha servido para llevar muy buenas cuentas en poco tiempo al frente de la Liga Agraria, institución que ya merecía una dirigencia fuerte y sólida.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.