El regreso del Grupo de los Diez

- en Opinión

Sergio González Levet / Este lunes 11 arranca nuevamente, ahora para 2016, la costumbre de las reuniones que durante el año pasado estuvimos sosteniendo varios periodistas que, unidos por la amistad y la coincidencia en el oficio, formamos en Xalapa el Grupo de los Diez.

Honor a quien honor merece: la idea de juntarnos periódicamente con funcionarios, políticos y todo tipo de personajes públicos para ametrallarlos a preguntas partió del colega José Ortiz Medina, director del periódico digital Versiones y autor de la leidísima columna “En corto… sin cortes”.

Allá a principios del año pasado, en un desayuno en el que estábamos Pepe, Manuel Rosete Chávez y yo, nos detalló su propuesta de hacer estas reuniones, en las que participarían periodistas reales y experimentados. Nos explicó también que, para impulsar una agenda semanal, lo conveniente era que se celebraran los lunes.

La verdad es que la excelente idea de nuestro colega prendió de inmediato en quienes lo acompañábamos, y nos contagió de entusiasmo al grado tal que ese mismo día ya estaban invitados a participar otros siete compañeros, con los que se conformó una lista con una decena de profesionales de la comunicación.

De ahí el nombre original de Grupo de los Diez.

Los convocados poseían ciertos rasgos en común. Primero, eran reconocidos periodistas, dueños de prestigio y aceptación. Segundo, todos estaban en activo. Tercero, cada uno había sido reportero en sus inicios y había trabajado (o lo seguía haciendo en muchos casos- en la redacción de un medio de comunicación de manera formal, cumpliendo los horarios inenarrables de este singular trabajo, y sufriendo los inconvenientes vitales y familiares de siempre tener que estar a deshoras en una chamba que exige el tiempo de mayor calidad y hace imposible que uno lleve una vida decente, en el sentido en que la considera la gente común.

Pronto nos dimos cuenta de que en el Grupo cabían muchos otros compañeros que compartían el amor por la tinta, la pasión ante la cacería de las noticias y ciertos otros gustos que es mejor no hacer públicos aquí (aunque, para los mal pensados, no tienen que ver con orientaciones de ningún tipo: política, ideológica, sexual, religiosa…). Así, el Grupo de los Diez creció a 13, a 15, a 17… y seguirá creciendo o no, en la medida en que todos los miembros en consenso decidan invitar a otros colegas que sean realmente periodistas, en el sentido más estricto del término.

Lo que sí insistimos todos en decir, es que como grupo no tenemos ninguna filiación, ni filias, ni fobias en conjunto. Vaya, ni siquiera compartimos alguna orientación hacia alguno de los precandidatos que la andan buscando dentro del PRI, tampoco en los otros partidos.

En verdad, la mayoría no se manifiesta por nadie, como corresponde a reporteros de razón y con oficio tan largo como corta es su cola dentro del medio.

Así que el Grupo de la Diez regresa, unidos sus miembros más que nunca… aunque, como es normal, haya algunos políticos a los que no les gusta ver a tantos reporteros puestos de acuerdo en algo, y consolidados en la amistad.

Que sea larga…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.