Hoy, día del “Destape”

- en Opinión

Édgar Hernández* / Agoniza un gobernador, nace un candidato.

La urgencia del CEN del PRI por publicar la convocatoria que abra el registro del “candidato de unidad”, los juegos y malabares de última hora de Javier Duarte y fidelistas para descarrilar al etiquetado, la tácita aceptación de Fidel Herrera y la propia disposición de Pepe Yunes de sumarse, precipitaron el “destape” de Héctor Yunes Landa, misma que habrá de registrarse este domingo.

Tocará al sector campesino del PRI, acompañado del poderoso sector magisterial llevando como cabeza visible a Juan Nicolás Callejas Arroyo, el que este mediodía se pronuncie por el candidato de unidad en el rancho “Santa Rosa” de Paso del Toro, hasta donde llegarán miles de ejidatarios y maestros a entregar el apoyo al abanderado priista.

La cita es a las 10 de la mañana.

Así, al grito de ¡Vas compadre! el líder de la Liga de Comunidades Agrarias, Sindicatos y Organismos Campesinos, Juan Carlos Molina Palacios, hará el pronunciamiento de rigor ante el senador Yunes Landa, quien de días atrás quedó confirmado, tanto a nivel nacional como estatal, como el líder de las encuestas, el mejor posicionado ante la opinión pública veracruzana y el que “con Pepe Yunes al lado” llevará a la victoria al PRI para asumir la gubernatura de dos años a partir del primero de diciembre de este año.

Todavía hace unas horas se registraron pálidos intentos por empujar a Alberto Silva Ramos e incluso en extraña jugada ordenada por Palacio de Gobierno, una facción del Partido Verde se atrevió a “destapar” a Jorge Carvallo, llevándose la reprobación generalizada por la fama pública del nominado y a que este minúsculo partido será aliado del PRI pero con Yunes Landa.

Concentraciones multitudinarias forzadas y de última hora provocadas por quienes se niegan a entregar la plaza ya no tuvieron eco.

Los mismos periodistas oficiales se rindieron y desde hace unos días empezaron las loas a Héctor Yunes a quien tanto defenestraron y descalificaron por un plato de lentejas.

Y el tristemente célebre Fidel Herrera Beltrán antes de volar de regreso a Barcelona –luego del permiso para venir a México a pasar las fiestas de fin de año- confió a sus amigos reunidos en el restaurante “Margarita” en el 360 de la calle de Mazarick, en la zona exclusiva de Polanco, en el DF, que “Héctor va y solo falta formalizar”.

Dijo además “Esta semana queda lista (su nominación)”.

Uno de los invitados a la mesa de Fidel, Melquiades González Herrera, quien de hecho sube a las redes cinco fotografías donde se ve con él y seis personas más departiendo en el restaurante citado, escribe en su muro:

“El tío Fidel abordó un avión que lo lleva lejos de la plenitud del pinche poder; un vuelo transoceánico lo regresó a su nueva realidad fría, bajo cero en uno de los inviernos más álgidos en Barcelona”.

Fue el último clavo de su ataúd.

Lo que se viene a partir de hoy serán las adhesiones. El sector popular se declara listo al igual que las importantes agrupaciones de Jorge Uscanga Escobar y Amadeo Flores Espinosa, quienes ya tienen programadas sus reuniones de adhesión para el viernes y sábado próximos en Xalapa. El sector obrero y los burócratas ya también levantaron el dedo.

Es el desboque total de la bufalada.

En paralelo los partidos políticos están por pronunciarse. El lunes se sabrá si caminó la alianza PAN-PRD; Dante Delgado decide, también antes del 15, si van con Héctor o si se mueven en paralelo con un candidato independiente que eventualmente sería Armando Méndez de la Luz.

Morena se irá por la libre; el Verde con el PRI y si le llegan al precio a Alfredo Tress pondrá a los pies de Héctor su minipartido “Alternativa Veracruzana”.

Es por ahí donde anda la puja a sabiendas que el real enemigo del PRI ya tiene en la mira a Yunes Landa.

A Miguel Ángel Yunes Linares dejaron de interesarle de momento Fidel y Javier. Ahorita va por la cabeza de Héctor, su primo hermano. Sabe que lleva las de ganar pero no se puede confiar ya que los dos van por lo mismo “cárcel para los saqueadores” con una diferencia, el discurso. El de Miguel vitriólico e incendiario; el de Héctor firme y cumplidor de la palabra empeñada.

Hoy es, sin duda, un día para anotar en la agenda política.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.