Calor, mucho calor… pero para Peña

- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / ¡Chin! No es aspirante a la candidatura del PRI para el próximo gobierno de dos años, que si no, por lo que pasó ayer en el World Trade Center (WTC) de Boca del Río, cualquiera hubiera visto la señal esperada del presidente Enrique Peña Nieto pero a favor de Martha Montoya Barradas.

Porque resulta que la presidenta estatal del Organismo Nacional de Mujeres Priistas recibió calor, mucho calor presidencial tanto a la llegada del mexiquense como al término del acto por el 101 aniversario de la promulgación de la Ley Agraria del 6 de enero de 1915.

Si bien ya es usual que a donde quiera que llega Peña se deje apapachar por los asistentes a los actos y que acceda a tomarse selfies con ellos, esta vez no dejó lugar a dudas de que llegó  buscando calor de los veracruzanos, acaso luego de la sacudida que le dio The New York Times el lunes cuando publicó que será recordado por eludir a toda costa la rendición de cuentas durante su administración.

Peña, a su llegada al WTC, rompió todo el protocolo de seguridad y en lugar de dirigirse al presidium, brincando sillas y vallas, con una agilidad que no se le había visto, se fue hasta el fondo del recinto e incluso subió a las gradas para saludar y saludar y saludar a todo el que más pudo e incluso tomarse fotos con ellos por espacio de 45 minutos, que cuando llegó al presidium iba empapado en sudor.

Más tarde, en su mensaje, aludiría a ello: “Me ha dado gusto, enorme satisfacción, estrechar la mano de muchas y muchos de ustedes, que me han hecho sudar la gota gorda, pero es esa gota, que ustedes, de sudor, todos los días sudan trabajando nuestros campos”. ¡Muchos esperaban que viniera a darle calor a alguien en especial y el que vino en busca de calor fue él mismo!

Para los propios elementos del Estado Mayor Presidencial resultó inesperada la actitud del Presidente, de tal forma que también tuvieron que hacer malabares y saltar, igual, sillas y vallas para poderlo seguir, alcanzar y protegerlo (cuando terminó dedicó otros 15 minutos a seguir saludando aunque ahora fue a los de la primera fila y a quienes estaban cerca).

Cuando regresaba de la marabunta hacia el estrado principal fue cuando vio a Martha Montoya y a una señal de ella se le acercó, le dio un caluroso abrazo, ella le dijo algo al oído y estallaron en carcajadas. Al término del acto, ya cuando había bajado del templete la volvió a ver y de nuevo se dirigió a ella, e igual, la volvió a abrazar en forma muy cordial.

No se sabía que fueran cuates, no al menos porque Martha nunca ha presumido como otros que cuando se toman una foto en forma ocasional con él la publicitan cada vez que pueden queriendo impresionar a los que no saben de esto.

Cierto, durante el mensaje presidencial no hubo una sola alusión ni al proceso interno del PRI para seleccionar candidato ni al proceso electoral en general y, claro, menos a la fortaleza que cada vez más tiene la oposición, fortaleza tal que en el propio PRI en corto aceptan que la elección será muy reñida.

pansPero, así haya sido ocasionalmente, el presidente Peña, de los aspirantes sólo saludó a su paso al senador José Francisco “Pepe” Yunes Zorrilla, quien estaba sentado en el extremo derecho por donde bajó una vez terminado el acto, y al único otro con quien lo hizo fue con, ¡oh circunstancias!, el senador Héctor Yunes Landa.

Peña fue saludando a todos los que estaban en la primera fila, pero cuando llegó al extremo izquierdo, de pronto el dirigente nacional de la CNC, Manuel Cota Jiménez, le dijo que ahí estaba la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, quien platicaba con Héctor. El Presidente los saludó a los dos, a Yunes Landa de mano y le dio una palmadita en uno de sus brazos, y aunque junto, al lado, estaba el dirigente estatal del PRI, Alberto Silva Ramos, y lo vio, no lo saludó, se dio la vuelta y regresó a seguir saludando a los de la primera fila.

El jefe del Ejecutivo federal llegó al acto acompañado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, por el titular de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, así como por los secretarios José Calzada Rovirosa, de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), y Rosario Robles Berlanga, de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). Claro, siempre estuvo acompañado por el anfitrión, el gobernador Javier Duarte de Ochoa, a quien agradeció su hospitalidad.

Al inicio de su mensaje, Peña Nieto le hizo un reconocimiento a Gustavo Carvajal Moreno, de los Tuxtlas, exdirigente nacional del PRI, exsecretario de la Reforma Agraria, exsenador por Veracruz y exdiputado federal, a quien en el acto le entregaron la medalla Venustiano Carranza.

Fue un acto, pues, del Presidente. ¿Por qué dedicó tanto tiempo al saludo personal de la militancia priista? ¿Por qué ese baño de pueblo? ¿Por qué cree usted?

Está en el horno ya el acuerdo de unidad

Se cocina ya, está en el horno, a punto de salir calientito, el acuerdo de unidad que firmarán los aspirantes a la candidatura del PRI al Gobierno del Estado. No tarda, por mero y sale con la rosca de reyes. Será previo a la convocatoria para el registro de precandidatos o precandidato, que será en la tercera semana de enero, o sea en menos de veinte días.

No obstante ese acuerdo de unidad, esta no será fácil que la acepten algunas corrientes interesadas en el proceso interno. Tengo la versión de que así como se ha manejado que habría ruptura por parte de los senadores Yunes Zorrilla y Yunes Landa si postulan a Alberto Silva Ramos, ahora tratarían de revirar planteando qué pasaría si postulan a cualquiera de los dos legisladores y los diputados federales duartistas, que según representan un millón de votos, fueran los que se abrieran. La versión dice que Héctor, a quien se da casi como seguro candidato, no tiene de su lado a ningún diputado federal.

Por lo que se advierte, en el grupo en el poder quieren caer de cara al sol y hacen hasta el último esfuerzo y presionan y presionan para no perder el poder. Y es que una vez que se firme el documento, si no son los favorecidos ya no se podrán echar para atrás. Así que es o ahora o nunca.

Que es más veracruzano que La Bamba

En fuentes familiares –a las que tengo acceso– del diputado federal Jorge Carvallo Delfín, me aseguran que este es más veracruzano que La Bamba. Esto a raiz de que se filtró una presunta acta de nacimiento que testimonia que nació en la Ciudad de México.

Sus familiares me dicen que esa acta fue trucada, que la original la poseen ellos y que quedó asentado en el Registro Civil de Lerdo de Tejada. La filtración de la presunta acta se dio luego de que el PVEM destapó al tuxtleco como posible candidato de ese partido a la gubernatura de dos años.

La época es propicia para que todo aquel que asome la cabeza en busca de una posición política sea descalificado por sus enemigos, con razón o sin ella, pero esto es normal. Así que quien no quiera ver fantasmas que no salga de noche.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.