La visita de Fidel Herrera a Tepito; el muerto que no quiere morir

LápidaNuevamente reaparece en nuestro país el exgobernador Fidel Herrera, ahora con el rojo que siempre lo caracterizó en la chamarra, gorra y calzado, acompañando al escritor catalán Albert Torras en su visita al barrio bravo de Tepito, donde, según reporte del portal de Proceso, «visitó la capilla de la Santa Muerte, comió tacos de hígado encebollado y posteriormente se dirigió al mercado de Sonora». Lo que parece ser una simple diligencia propia de su labor como cónsul de Barcelona, se ha politizado por la cercanía de las elecciones internas de candidato priista a la gubernatura de dos años. Para nadie es una secreto que el oriundo de Nopaltepec está muy interesado en perpetuar ese “pinche poder” que lo volvió loco, queriendo ser protagonista aun cuando los veracruzanos nos cansamos de ver su estampa por todas partes. Posterior a la vista en la ciudad de México, el exmandatario se dirigió con el escritor Catalán al puerto de Veracruz, donde pactó una reunión con el alcalde Ramón Poo. Herrera Beltrán por su parte aprovechó el viaje para sostener encuentros con militantes tricolores, seguramente para planear la estrategia de la próxima convención de delegados que postularán al candidato priista para las próximas elecciones. Si de muertos políticos que se resisten a morir hablamos, Fidel Herrera es un experto, esperamos, por el bien de Veracruz, que este oscuro personaje se mantenga lejos de esta tierra a la que mucho daño dejó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.