La disyuntiva Héctor-Miguel

Yunes
Héctor Yunes Landa y Miguel Ángel Yunes Linares
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / Consultado vía telefónica el pasado lunes, el dirigente nacional del PRD, Agustín Basave le reveló a un amigo periodista que las negociaciones para una eventual alianza del partido del Sol Azteca con Acción Nacional en Veracruz estaban “cincuenta-cincuenta”, y que seguía sin definirse porque “hay mucho jaloneo entre los grupos”.

Conforme se acerca el momento de las definiciones en Veracruz, el tema de una alianza entre los partidos más emblemáticos de la izquierda y la derecha se ha convertido en factor definitorio del rumbo que habrán de tomar todas las fuerzas políticas que participen en la contienda por la gubernatura del presente año.

Agustín Basave aclara, sin embargo, que para el Comité Nacional perredista hoy hay temas prioritarios, por encima de Veracruz, como las negociaciones para ir en alianza en Tlaxcala, Oaxaca y Puebla.

Es de tal importancia la decisión de perredistas y panistas, que fuertes operadores del PRI en la entidad han anticipado que la candidatura tricolor depende en gran medida de dicha alianza.

Según sus cálculos, en caso de que la alianza se concrete, el abanderado del PRI sería Héctor Yunes. Por el contrario, si la alianza se cae, el candidato sería Alberto Silva.

Según el análisis de los operadores del PRI, este partido no estaría dispuesto a llegar al proceso electoral con una combinación de oposición unida y priismo fragmentado, por lo que las amenazas veladas de Yunes Landa de crear un cisma en su partido en caso de no ser elegido como candidato, tendría el efecto deseado.

En cambio, si la alianza se cae, los momios en Veracruz se cargarán a favor del PRI, por lo que el Gobernador podrá impulsar al candidato de su preferencia, que en este caso sería Alberto Silva Ramos.

Hay, sin embargo, un factor que está adquiriendo especial importancia en este proceso interno: El riesgo de que en la boleta electoral para gobernador aparezcan los primos hermanos, Miguel Ángel y Héctor Yunes.

A pesar de que se digan “distanciados en lo político”, lo cierto es que hay cada vez más evidencias de que el Yunes rojo y el Yunes azul son parte de un mismo proyecto político, por lo que una contienda en la que ambos se enfrentaran terminaría siendo una gran farsa.

La cancelación de la alianza PAN-PRD acabaría con todas esas especulaciones, pues sin un adversario de gran peso, Javier Duarte estaría en posibilidades de impulsar a alguien de su equipo político, con las mismas posibilidades de triunfo que con los senadores del tricolor.

Sin embargo, con el PAN y el PRD aliados habrá de darse un fuerte debate al interior del PRI para decidir si impulsan la parodia de contienda entre los primos hermanos, o si mandan a alguien que esté en condiciones de confrontar en serio al jefe de la dinastía Yunes Márquez.

En el portal SDP Noticias, el analista Federico Arreola enumera diez razones por las que a Miguel Ángel Yunes Linares se le pudiera caer la candidatura este año.

Menciona en primera instancia la creciente posibilidad de que el PRD opte por una alianza con la izquierda; habla de la división interna en el PAN como otro factor en contra; menciona, además, que la gubernatura de dos años resulta “poco atractiva”, pues garantiza más problemas que oportunidades.

También toma en cuenta que la confrontación Yunes Linares-Duarte de Ochoa ha tomado un cariz personal, que le afectaría al abanderado azul; sugiere que en las negociaciones cupulares PRI-PAN, Sergio Anaya no incluyó a Veracruz; advierte que una eventual derrota de Yunes Linares tendría un severo impacto contra sus hijos, el senador Fernando Tunes y el alcalde boqueño Miguel Ángel Yunes Márquez.

Los candidatos independientes, tanto los que antes eran panistas como el que fue perredista, le restarían votos a Yunes Linares. Incluso Morena con su candidato le estaría restando votos al candidato pan-perredista. Aclara que Miguel Ángel Yunes ya no tiene el respaldo de Calderón, ni de su esposa Margarita Zavala, tampoco del gobernador poblano Moreno Valle, y sugiere finalmente que en un análisis frío le convendría esperar a competir en el 2018, frente a un gobierno priista aún más desgastado.

Todas estas consideraciones están siendo tomadas en cuenta. En los próximos días habrá de conocerse las conclusiones de este interesante debate.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.