¿Feliz 2016?

- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / (Está confirmado –ya el pasado jueves 31 de diciembre lo había informado en exclusiva el diarioNotiver–: no viene el presidente Peña Nieto al tradicional acto agrario del miércoles 6 de enero; en su lugar asistirá el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien cumplirá una agenda de trabajo de dos días, si no hay cambio de última hora. Cualquiera que sea el motivo de la ausencia presidencial, no deja de ser significativa porque este sería el último acto agrario en el que acompañaría como gobernador a Javier Duarte de Ochoa. Tampoco habrá este lunes conferencia de prensa del titular del Ejecutivo estatal.)

Lector, haz de disculparme. No soy pesimista, pero sí realista (como pidió el papa Francisco el pasado 1 de enero, no pierdo la esperanza para superar el mal y tampoco caigo en la resignación). Podría haber empezado este año pintándote un panorama color de rosa, diciéndote que aquí no pasa nada, que 2016 será un año feliz, pero sería irresponsable de mi parte hacerlo.

Por más que el discurso oficial nos diga otra cosa, el panorama para este año, al menos al inicio, está muy nublado. Como escribió el sábado René Delgado, director editorial del diario Reformaen su columna semanal “SOBREAVISO”, 2016 será intenso en materia política pero difícil en gestión económica. El fin de 2015 y el inicio de 2016 no pueden haber estado peor.

La Universidad Veracruzana (UV), a través de la rectora Sara Ladrón de Guevara sigue reclamando 2,076 millones 828 mil 726 pesos con 78 centavos, a lo que el 23 de diciembre el propio gobernador Javier Duarte a través de un Twitter reconoció que “con la UV quedan pendientes por atender”, pero no dijo cuándo se pagará.

Como si eso no fuera suficiente, en el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado aprobado por la diputación local el 23 de diciembre se hizo un recorte al presupuesto de la  UV, pues mientras que en 2015 se le asignaron 2 mil 465 millones 465 mil pesos, para este año únicamente se le autorizaron 2 mil 293 millones 200 mil pesos, o sea, 172 millones 265 mil pesos menos.

Enrique Levet Gorozpe, dirigente de la Federación de Sindicatos del Personal Académico de la Universidad Veracruzana (Fesapauv) informó el sábado 2 de enero que aunque el Gobierno del Estado pagó recursos que se adeudaban de noviembre y diciembre, quedaron pendientes la pensión dinámica y un retroactivo que se debe a personal que se jubila. Advirtió que académicos y jubilados se manifestarán si no les pagan pronto.

El 30 de diciembre, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Xalapa (CCEX), Juan Carlos Stivalet Collinot, informó que el Gobierno del Estado sólo les depositó 10 por ciento de todo el adeudo que había quedado de liquidar antes de fin de año. Dijo que ahora se comprometió a pagarles en los primeros días de 2016. Amenazó también con que se manifestarán públicamente si no lo hace.

El viernes 1 de enero, en el portal alcalorpolitico.com se dio a conocer la queja del presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Alberto Sosa Hernández, de que el  Congreso del Estado no aprobó el proyecto de presupuesto solicitado por el Poder Judicial para 2016, el cual incluía una propuesta de ampliación presupuestal de 12 por ciento. Al contrario, la respuesta de los diputados consistió en un recorte de 83 millones de pesos, pues de los 1 577.9 millones de pesos solicitados  sólo se autorizaron 1 494 millones 100 mil pesos. El recorte redundará en la calidad de la impartición de la justicia, lo que afectará a los veracruzanos.

El sábado 2, el diputado local, Víctor Román Jiménez Rodríguez, denunció que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) no ha entregado los 49 millones 873 mil 680 pesos que el Congreso local aprobó en noviembre de 2015 al Organismo Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz para garantizar el inicio del proceso electoral de 2016.

El presidente del Patronato de Bomberos de Xalapa, Serafín Ochoa Acosta, declaró el 27 de diciembre que este mes de enero dejarán de operar en forma definitiva las estaciones Norte y Sur de la capital del estado debido a la grave crisis financiera motivada por la considerable disminución de recursos por parte del Gobierno del Estado, que sólo otorga ¡10 mil pesos mensuales! a la corporación (indigna que, en cambio, los aspirantes a diputados locales del grupo en el poder no han parado de hacer campaña en forma disfrazada repartiendo “apoyos” sin cesar, en forma millonaria). Esta crisis propició que el Ayuntamiento anunciara que someterá a consideración de los causantes que aportemos 10 pesos con el pago del impuesto predial para tratar de apoyar a los apagafuegos.

El 30 de diciembre, la empresa Formas Inteligentes, S.A. de C.V., de Monterrey, Nuevo León, demandó al gobierno estatal que le liquide casi 5 millones de pesos que le debe por servicios impresos; anunció acciones legales de no tener una respuesta positiva. Su apoderado legal Enrique Zárate informó que llevan varios meses requiriendo el pago sin recibir respuesta afirmativa del Registro Civil.

El 31 de diciembre, el diputado local Ricardo Ahued Bardahuil (el único que honra su condición de auténtico representante popular) dijo que tras la aprobación del presupuesto de Egresos de 2016, la poca fluidez económica seguirá reflejándose en Veracruz. Vaticinó que muchos veracruzanos podrían quedarse sin empleo, pues son varios los empresarios que le han manifestado las dificultades financieras, por la que podrían recurrir a recortes.

Por si eso fuera poco, la diputada local panista María del Carmen Pontón Villa se manifestó el primer día de este año a favor de cobrarle a lo chino a los Ayuntamientos los importes de cuotas y aportaciones que deben hacer al Instituto de Pensiones del Estado. Confió en que 137 ayuntamientos firmen convenios para que les retengan recursos de sus participaciones federales, pero omitió decir que el Gobierno del Estado no entrega puntualmente todos los recursos que debe a las administraciones municipales. Ahora propone castigarlos más.

Peor. El 23 de diciembre, el Congreso autorizó al Gobierno de Javier Duarte que pueda disponer para el 2016 de un endeudamiento equivalente al 5 por ciento del total de los ingresos ordinarios que se estiman obtener, por el monto de 98 mil 534 millones 700 mil pesos, lo que significaría una línea de crédito más por 4 mil 926 millones 735 mil pesos. La garantía o fuente de pago para este nuevo crédito son los ingresos a las participaciones federales que le correspondan a este año por programas, ramos o aportaciones de apoyo instrumentados por el Gobierno Federal.

El peso ronda ya casi los 18 pesos por dólar, el pronóstico es que llegará a promediar 20 pesos por cada billete verde, mientras que el precio del petróleo podría ubicarse en niveles de 20 dólares por barril, de acuerdo a la consultora Hogan Lovells, una de las más importantes de Estados Unidos, de acuerdo a un reporte del pasado 29 de diciembre.

El actual gobierno está por concluir. Se irá en diez meses. Nos prometió prosperidad.

De pilón, el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, presbítero José Manuel Suazo Reyes, hizo un apretado resumen de lo que fue 2015. “… no se eliminó la violencia, ni siquiera la han controlado… No hemos crecido, hay corrupción e impunidad, la política se ha desvirtuado convirtiéndola en un negocio jugoso de algunos”.

Yo no me explico, o sí me explico pero no hallo cómo explicarlo, que en tanto que el Gobierno del Estado tiene fuertes adeudos, los aspirantes a diputados locales a los que apoya sí tienen recursos y andan repartiendo todo lo que más pueden para tratar de ganarse al electorado. En diciembre no pararon. ¿De dónde sale tanto dinero? De su bolsa, no creemos. ¿De dónde?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.