La lucha de la pensionada

Foto: Albantro Delgado / tomada del Facebook
- en Opinión

Salvador Muñoz / Si hubo una imagen que doliera ayer, en las redes sociales, ésa es seguro que fue la de la anciana de la carretera. Su mano izquierda apoyada en la cabeza y descansando el bastón a un costado de la guarnición que le sirvió de asiento, plasmó la desesperación de los pensionados que ayer, tras bloquear primero un carril en la carretera Xalapa-Veracruz, a la altura de la SEV, desquiciaron la ciudad pero con un matiz diferente… la solidaridad de quienes supieron de su pena.

II

Vamos bajando hacia Plaza Américas y entonces el tráfico se vuelve lento, pero en el carril contrario, hacia la capital, no fluyen carros. Alzo la vista y veo una manifestación. Le digo a la Mujer que se jale hacia la derecha, pegados a la plaza y logramos avanzar.

De inmediato, buscamos en una página de facebook que se llama “Reporte Vial Xalapa al Instante”, el causal de la manifestación: son pensionados a los que no les han depositado.

Tenemos que ir a la avenida Murillo Vidal. Tomamos vía alterna, aunque ya para ese momento, ambos carriles de la carretera a Veracruz han sido tomados por los manifestantes.

III

Por supuesto, no somos los únicos que buscamos vía alterna… y entonces, nos preparamos con grandes tragos de paciencia para avanzar a vuelta de rueda por Rébsamen.

Como ejercicio, volteo a ver a los conductores. Adivino su malestar nomás con verles el rostro; nomás con verles el tamborileo de dedos en la portezuela; nomás de verles cómo gesticulan mientras hablan por celular… ¡están encabronados! Ni un rostro amable y menos cuando son las 12 horas y a pesar de estar a 23 grados, el sol pega a plomo.

IV

Llegamos a Murillo Vidal. Teníamos un abrazo pendiente a Quirino Moreno Quiza, un amigo, hermano, padre, tío, a quien le debo mucho. Fuimos a saludar a doña Leonor Quiza. Unas semanas antes, me encuentro a Quirino en el Congreso y me platica que su mami decidió venirse a vivir a Xalapa dejando 50 años de historia allá en el DF. Platica de sus planes y de que va a estar de un lado para otro acompañando a doña Leonor. Algunas sugerencias le damos pero el destino les cambió planes a ambos. Descanse en paz, doña Leonor.

V

Brenda me muestra una foto. ¡Es demoledora! una anciana sentada en el camellón a unos metros de la SEV, por donde antes estaba el altar a la Santa Muerte. Su rostro acusa cansancio, no sólo físico sino emocional. Su pena difícilmente es sostenida por la mano izquierda que más que apoyo es como un consuelo en su afligida cara. El bastón reposa a un costado, en el arroyo vehicular. Los edemas en sus tobillos y muñecas nos hablan de algunas cosas, como de su edad… o de su salud. Pero la foto nos habla de desesperación, de hastío, de pesar y de hambre de justicia, por eso, en las redes sociales, se genera un sentimiento, en su mayoría, de solidaridad por aquellos pensionados que desquiciaron la ciudad.

VI

A la hora de la comida, entre amigos, el tema es la indignación contra un sistema que no le paga a los pensionados. Y también tema es la desesperación porque no se puede llegar de un punto a otro o porque se pierde tiempo en cualquier lado de la ciudad al ahorcar los pensionados no sólo la salida a Veracruz, sino también el centro de la capital jarocha… Pero nadie echa peste de quienes desquiciaron el día y amenazan con hacerlo este miércoles nuevamente. La solidaridad con el pensionado se percibe no sólo en las redes, sino también en la charla personal con el amigo, quien no deja de comentar a esa anciana sentada en el camellón central de la carretera, retomando fuerzas para levantarse nuevamente y clamar justicia, sin darse cuenta que el amigo Alberto (Albantro) Delgado inmortaliza su lucha con un click que sin querer, nos solidariza con ella.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.