¡La rama de los Yunes!

- en Opinión

Salvador Muñoz / Solamente una vez, dijera Lara, canté en la rama… y no porque evocara al tocayo Díaz Mirón y me sintiera emplumado (el ave canta aunque la rama cruja, como que sabe lo que son sus alas), sino porque sencillamente alguna vez fui niño y tuve que compartir ese ritual propio de estos días. No me desagradó. Once pesotes allá a principios de los 80, eran bien respetables. Por supuesto, dijeran los Ángeles Negros, fue mi debut y despedida. A la noche siguiente, ya no salí con la palomilla de la cuadra.

El canto de la rama tiene por objetivo recibir a cambio una recompensa que se puede traducir en fruta de la temporada, dulces o monedas aunque entrar a una cantina equivalía a que agarraras a algún parroquiano motivado y soltara un billete.

Es algo parecido a los Villancicos gringos, donde en algunos lugares se busca hacer colecta para Casas Hogar o parecidos.

La rama que se llevaba allá en Orizaba, por lo regular era de naranjo o de mandarina. Se adornaba con serpentinas brillosas, globos y hasta en unos casos, las encalaban para que luciera blanca como nieve. Sí, el asunto era que luciera, no como rama, sino como un ramón… pero no como los ramones jarochos, Poo y Ferrari.

Por estos días, era habitual escuchar ya a los niños rondando por la casa. Hoy, es un silencio total. Bueno, supongamos que apenas son dos días que empezó esta tradición y han de estar calentando gargantas… o lo peor: supongamos que es otra tradición que poco a poco se va perdiendo…

Los que no se andan por las ramas son los Yunes: Héctor, Pepe y Miguel Ángel, quienes ya andan de puerta en puerta pidiendo algo más que aguinaldo.

Por eso, hace unos días, escribí la versión que ellos cantarían de la rama… si les gusta, pueden ir aprendiéndola… todavía tienen casi una semana para cantarla:

“Hola buenas noches, ya estamos aquí

aquí está la rama en contra del PRI

en contra del PRI vamos a cantar

porque mi aguinaldo no me van a dar

no me van a dar por mucho que chille

como al pensionado, me den puro chile

me den puro chile, es lo que veremos

Así se la gastan estos culeros…

Buenas noches damos

buenos caballeros,

a cantar venimos

a todos los rateros.

“Naranjas ni limas

Ni limas ni limones

Nada nos dejaron

los pinches ladrones

“En el palacio que es de Gobierno

saquean Veracruz

hoy es un infierno.

“Algunos tipos

Se pasan de abusados

Ahora resulta:

¡Quieren ser diputados!

“Yo no pido vino

ni tampoco hueso

Yo sólo pido: ¡caigan al Cereso!

“Ya sea el Orfis

O hasta Contraloría

ambas les tapan

todas sus porquerías

“A la medianoche

un Yunes habló

Ya se fregaron

¡El candidato soy yo!

¿No cooperan pa mi rama?”

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.