Callejas Arroyo, prócer de la libertad de expresión; de lengua me como otro taco

- en Avenida Principal, Carrusel

TacosOtro ejemplo de que el señor Callejas Arroyo se comió varios tacos de lengua frente a los comunicadores sucedió hace un año, cuando el periodista Armando Ortiz reveló la corrupción dentro de la Secretaría de Educación de Veracruz que en connivencia con el Equipo Político estaban desviando el dinero de las tiendas escolares, es decir las cafeterías hacia Equipo Liderazgo Mexicano. Desde la dirección de Secundarias Generales se ordenaba que la renta mensual de las cafeterías escolares se depositara en la cuenta de Equipo Liderazgo Mexicano, una asociación civil encabezada por Mauricio Jongitud Piñeiro, compadre de Callejas Roldán. El periodista Armando Ortiz mostró documentos que vinculaban a dicha asociación civil con el Equipo Político de la Sección 32; vale mencionar que el periódico Notiver lo publicó en su primera plana y a ocho columnas. Pues a los pocos días de publicada la nota la jefa de prensa del Congreso, la muy celebrada Vicky Hernández se comunicó con el periodista Armando Ortiz para decirle que el reportaje había molestado mucho a don Juan Nicolás Callejas Arroyo y que por eso se le retiraba el convenio de publicidad que tenían con él. El periodista le dijo que en el reportaje no se involucraba a don Juan, pero la señora Hernández le refutó: «El que le pegue al hijo es como si le pegara a él». Por cierto, el asunto del desvío de recursos de la renta de las cafeterías escolares al Equipo Liderazgo Mexicano nadie lo ha resuelto. No lo resolvió Mota, que decía iba a poner a trabajar al jurídico. No lo resolvió Flavino Ríos Alvarado porque no le dio tiempo, no lo resolverá Xóchitl Osorio porque sería como hacerse el harakiri. Mientras tanto el viejo cacique magisterial se enjuga las encías con vino y suelta un discurso que a todos dejó contento. ¡Vaya mascarada!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.