Américo Zúñiga debe mirar también a los lados

Américo
Américo Zúñiga Martínez
- en Avenida Principal, Carrusel

Mantenga distanciaComo todo personaje público, el alcalde de Xalapa tiene sus cualidades y sus defectos. Una de las cualidades de Américo Zúñiga, como político, es que no está peleado con nadie. Américo, como en su momento su padre, el profesor Guillermo Zúñiga, tiene sus afectos y los sabe conservar; a ellos se rinde sin deslealtades. Uno de los defectos de Américo Zúñiga es que sólo ve hacia adelante y poco se asoma hacia los lados, donde “operan” sus auxiliares. Pasados dos años ya nos dimos cuenta que los auxiliares del alcalde sirven para bendita cosa. No destraban nada, son gestores del vacío, simples recepcionistas, y a ratos hasta estorbos. Algunos de ellos se han olvidado de sus tareas para ponerse a arar su destino político; escarban con azadón, aunque ellos creen que están arando la tierra.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.