Los guadalupanos corruptos

- en Avenida Principal, Carrusel

iglesiaEn estas épocas de peregrinación debería haber una especie de escala que estipule cuántos kilómetros debe recorrer el peregrino a pie para determinado pecado. Digamos, si el fiel piensa fornicar una vez por quincena (porque a estas alturas hasta pecar sale caro), pues deberían decir cuantos kilómetros a pie debe caminar el peregrino; y si el sujeto sólo piensa mentir, o echarle una mentada de madre a algún funcionario corrupto, a lo mejor a ese lo dejan llegar en taxi a la Basílica. Pero qué hay de nuestros funcionarios corruptos, esos que saquearon el estado, esos que se enriquecieron ilícitamente y que hicieron de la corrupción su forma de vida. Gente como Gabriel Deantes, Édgar Spinoso, Érick Lagos, Jorge Carvallo, Carlos Aguirre, Álvaro Capetillo, Leticia Perlasca, Gina Domínguez, espero que esos guadalupanos estén obligados a hacer el recorrido desde Xalapa hasta el Tepeyac, de rodillas y con una docena de nopales en la espalda. Claro que ni con ese sacrificio compensarían todo lo que le robaron a Veracruz.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.