Proyectos hidroeléctricos ponen en peligro el entorno ecológico en Veracruz: activistas

- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. En Veracruz existen 112 proyectos hidroeléctricos y con ello la amenaza de desplazamiento de los pueblos como Barranca Grande, en el municipio de Ixhuacán de los Reyes en la zona centro de la entidad.

Los activistas como Greenpeace y de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida), marcharon este domingo 29 de noviembre en contra de los megaproyectos que ponen en peligro al entorno ecológico de la entidad.

Además indicaron que éste 29 de noviembre se unieron para participar en la Marcha Mundial por el Clima y continuar con las exigencias a los gobiernos por un mundo sustentable.

«Tenemos conocimiento de que en Veracruz hay 112 proyectos de presas hidroeléctricas» y de estas algunas ya están construidas, otras en proceso de construcción aunque la mayoría siguen en proyectos.

Pero esto dependerá de los ciudadanos de que se organicen y detengan los planes que dañarán al medio ambiente y los derechos humanos y al agua, declaró el integrante de Lavida, Gerardo Alatorre.

En la manifestación de este domingo participaron activistas de Greenpeace y de Lavida quienes partieron desde el parque Los Tecajetes, avanzaron por Ávila Camacho, hasta llegar a la Plaza Sebastián Lerdo de Tejada.

Los proyectos hidroeléctricos de los que tiene conocimiento son en Córdoba, Amatlán de los Reyes, El Naranjal, en el río Los Pescados en Jalcomulco; Jalacingo; río Bobos en Nautla.

El integrante de Lavida indicó que en algunas zonas veracruzanas como Barranca Grande, municipio de Ixhuacán de los Reyes, ubicado en la zona centro de la entidad es una de las localidades que está siendo desplazada para que las empresas aprovechen los terrenos y construir una hidroeléctrica.

Explicó que el Gobierno de Veracruz ha intentado hacer un desalojo y les construyeron un supuesto poblado nuevo que se llama Barranca Nueva con los argumentos de proteger a la población de crecidas de ríos.

Con estas acciones se trata de lograr de una apropiación privada de los territorios con fines de ganancias a través de megaproyectos.

«Las empresas privadas quieren hacer negocio con esa energía que presentan como energía limpia pero no es limpia», refirió el activista al ser entrevistado en la plaza Lerdo, frente al Palacio de Gobierno de Veracruz.

Recordó que ha sido complicado mantener el diálogo con las autoridades estatales para que se frenen los proyectos hidroeléctricos, aunque dijo que por esa razón no pierden la esperanza de lograr conciencia ambiental en algunos funcionarios.

Gerardo Alatorre destacó que cada vez se está más amenazado por un mayor caos del sistema climático «que de por sí es caótico y con tanta concentración de gases invernadero se vuelve a aún más caótico».

De esta manera dijo que buscan realizar las movilizaciones con el respaldo de organizaciones mundiales para tratar de evitar que surjan afectaciones en el entorno ecológico.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.