«¿Dónde estaba la Sección 32? Qué clase de sindicato son, valieron pa’ pura madre»

Cámara de seguridadCircula en las redes sociales el video de una maestra que de manera enérgica reclama a sus líderes sindicales el no haber estado el día de la evaluación, en que varias maestras que acudieron a evaluarse resultaron agredidas. En Libertad bajo Palabra transcribimos las palabras de la valiente maestra y mostramos además el video que ya circula en redes sociales.

Maestra: «…Mandándonos a la boca del lobo en los pinches autobuses que valieron madre. Disculpas por las palabras pero ¿dónde estaba la Sección 32 para proteger a los compañeros que con hojas se presentaron en el lugar, dónde? ¿Dónde estaba usted parado?, ¿qué seguridad le da a los compañeros? ¿Cuál es la seguridad que nos da la Reforma Educativa? Explíquemelas de pe a pa. Porque cómo es posible que ustedes permitieran que se militarizara el lugar, que hubiera un chingo de granaderos, y discúlpenme por el vocabulario (aplausos). Ahora, un pinche desayuno de reos, porque, jalan a los compañeros en los autobuses como si fueran reos, esa es una bajeza, perdónenme pero qué clase de sindicato son, valieron pa’ pura madre, porque ustedes sólo están cuidando sus intereses personales, sus intereses políticos, ustedes no tienen ninguna convicción del cuidado del trabajador, y ustedes compañeros cómo es posible que se presten a las mentiras de estos ineptos».

Sección 32: «A ver maestra, yo nada más le voy a pedir una…»

Asistentes: «Nooo, déjenla hablar…»

Maestra: «No, ustedes ya hablaron, ya se presentaron. ¿Dónde están las declaraciones de nuestros famosos líderes sindicales en la prensa? ¿Cuándo han sacado la cara por nosotros?, nunca. Yo no vi a ningún cabrón ahí parado».

Sección 32: «Yo lo que voy a pedirle es respeto…»

Asistentes: «No nos respetaron el día domingo».

Maestra: «A mí nadie me respetó, a mí me metieron una corretiza, a mí me dieron de palazos, y no solamente a mí, aquí hay seguramente compañeros que los corretearon, ¿qué clase de evaluación es ésta? Dígame usted ¿qué clase de evaluación me van a poner? ¿Es mi firma de renuncia dígamelo?, porque no es posible que los policías hayan salido, agarraran a los compañeros y meterlos al examen, obligarlos, porque yo fui testigo, a mí nadie me va a engañar, a mí no me van a venir con cuentos yo fui testigo de que a compañeros, que fueran a los restaurantes y los metieron a que presentaran la evaluación y los que se quisieron salir, les pegaron, yo fui testigo. A mí nadie me va a contar, porque a mí también me pegaron, a mí me fueron a sacar del hotel…»

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.