Carlos Aceves y los triunfos del Cobaev

- en Opinión

Sergio González Levet / Hace tantos años como en 1973, cuando el país era otro pero ya vislumbraba crecimientos que iban a imponer necesidades, la educación media superior representaba un verdadero desafío para el ya enorme sistema educativo nacional, porque cada vez más muchachos seguían de frente con sus estudios al terminar la secundaria, y empezaron a crear una presión sobre los bachilleratos y preparatorias que apenas asomaban en el país.

Los Colegios de Bachilleres se crearon con el fin de ofrecer una solución viable a la demanda creciente de jóvenes que soñaban con llegar a la educación superior. El 26 de septiembre del 73 se publicó el Decreto Presidencial que creaba el organismo público descentralizado llamado Colegio de Bachilleres, y pronto empezaron a surgir planteles por toda la República. El de Veracruz se creó el 30 de julio de 1988, y su primer director fue un universitario legendario, el maestro Jesús Morales Fernández, quien durante muchos años había sido el director y el medio de contención de la Facultad de Humanidades de la UV.

Originalmente, los Colegios estatales dependían directamente de la Dirección de los Cobas en la SEP, pero fueron descentralizados y su administración se entregó a los gobiernos estatales.

Hoy en Veracruz hay 71 planteles del Cobaev, que dan educación de calidad a 42 mil muchachos veracruzanos. Es el subsistema escolarizado más grande del estado en el nivel de educación media, pero además es un orgullo por las conquistas de sus alumnos, de sus docentes y de sus planteles.

Los Colegios de Bachilleres se extendieron por todo el país, pero sobre todo florecieron en la región sur-sureste, al grado tal que conformaron un grupo con relación estrecha y permanente. Desde hace varios años, los Cobas de esta parte del país se reúnen en una fiesta deportiva, cultural, académica y artística en la que compiten lealmente los alumnos de cada estado.

Y casi siempre gana Veracruz, como lo hizo en el Encuentro más reciente, que se celebró en Tabasco hace unos días, y del que los muchachos se trajeron 35 medallas -15 de oro, 8 de plata y 12 de bronce-, con lo que quedaron nuevamente en el primer lugar de los ocho estados que compiten cada año.

Feliz y satisfecho regresó de Villahermosa el Director General del Cobaev, Carlos Aceves Amezcua, quien acompañó a la delegación y le insufló el entusiasmo y la pasión para que sus alumnos hicieran valer la calidad de su preparación.

En deportes de pista y campo, individuales y de conjunto; en concursos académicos y de conocimientos; en presentaciones artísticas; en debates sobre temas de interés nacional… en todos los campos, los alumnos del Colegio de Bachilleres de Veracruz llevaron la bandera enhiesta del orgullo veracruzano.

Vaya el reconocimiento a Carlos Aceves, quien se adecuó al éxito de sus alumnos con un logro personal, pues apenas ayer recibió su título de Maestro en Administración Pública por la Universidad Anáhuac.

Dicen los que saben que a Aceves Amezcua le espera un brillante futuro en lo inmediato, y que no hay que perderlo de vista ante los cambios y las elecciones que se avecinarán en el estado en 2016 y 2017.

Habrá que estar pendientes…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.