Pepe Yunes, ¡Recuperemos Veracruz!

- en Opinión

Édgar Hernández* /

¡Juan Vergel y las nuevas alianzas!

En las puertas del destape en donde –a pesar de lo que diga el PRI estatal- se perfilan dos finalistas, Pepe Yunes y Héctor Yunes, ya desde ahora se marcan pautas políticas, líneas de acción y compromisos, pero sobre todo, la irrevocable decisión de transitar por el camino de la reconstrucción de Veracruz.

Fin al autoritarismo, no más despotismo gubernamental y un estricto apego y respeto al disenso y la crítica, en un marco de pluralidad y participación de las minorías, son las banderas de uno de los contendientes, Francisco Yunes Zorrilla “¡Llámenme Pepe!”.

En el Foro “Hacía un gobierno de transición ¿Qué hacer en dos años?” tocaría al líder social y militante de izquierda, Juan Vergel Pacheco, hacer un llamado a recuperar Veracruz de cara a la responsabilidad política que tiene el PRI por ser mayoría.

Pero además, siendo gobierno, debe buscar en aras de la pluralidad y credibilidad, entregar al Congreso del Estado la vigilancia del gasto público, descontaminar los programas contra la pobreza de la política electoral y hacer realidad el respeto a la división de poderes.

Ante el aspirante tricolor, Vergel Pacheco, sostuvo que una sociedad que aspire a contar con niveles básicos de convivencia democrática debe ponderar el rol político de la oposición partidista y de quienes cuestionan desde la sociedad civil, los resultados de las políticas gubernamentales y la actuación del poder público.

“Aquí podríamos incluir a un sector de la prensa independiente y voces de la academia”, dijo.

Y es que, afirmó, quién ejerce el poder público, pone a prueba su capacidad de diálogo, tolerancia y hasta su inteligencia en la manera en que se relaciona con la llamada oposición, que si bien está fuera de la responsabilidad del ejercicio del poder, cuenta con propuestas, capacidades y liderazgo para generar formas de desarrollo sustantivas para la sociedad.

Juan Vergel, quien en algún momento condujo los destinos del PRD, el PRD amarillo y negro, no el arrodillado y de hinojos a Erick Lagos Hernández y sus patrones, es un convencido de que “una visión patrimonialista invariablemente busca cooptar, corromper y anular a los opositores y ese, justamente es el camino que desgraciadamente hemos vivido en Veracruz en estos dos últimos sexenios”.

“Es el resultado de un poder absoluto sobre las instituciones en donde se han eliminado los contrapesos y con ello cualquier espacio para el diálogo, y la construcción de acuerdos positivos para los veracruzanos”.

En este ejercicio del poder absoluto, de manera destinada, se ha ubicado a la oposición sólo como un artículo decorativo, si es que respalda las políticas públicas, o en su caso se le ha visto como entes desestabilizadores que no pueden ni merecen ser sujetos de diálogo.

“En ambos casos se crean escenarios artificiales de gobernabilidad, donde los pactos políticos son una simulación o una sumisión”.

Acaso por ello Vergel Pacheco propone a Pepe Yunes reconozca lo que la realidad de los procesos electorales viene arrojando: quién logra alcanzar la mayoría para ejercer el poder sólo lo está logrando con escasos márgenes de legitimidad.

“En los hechos, las minorías están representando una mayoría que no es incluida para mejorar el ejercicio del poder público y no me refiero a la inclusión en la representación proporcional que ya se establece en los códigos electorales o la asignación de cargos a los opositores y a las voces independientes para acallar sus críticas a los excesos del poder”.

“El asunto va más allá. En mi opinión se trata de reconocer el valor político de las minorías, para fomentar los contrapesos políticos que permitan que la oposición juegue un rol de responsabilidad política en beneficio del desarrollo democrático de la entidad”.

Vergel pone pues, de este modo el dedo en la llaga.

“La Fidelidad está acostumbrada a corromper a la oposición –recién acaba de maicear con cañonazos de a millón a ciertos consejeros panistas para impedir la alianza PAN-PRD- por ello el nuevo camino es encontrar equilibrios y contrapesos”.

“Equilibrios y contrapesos que ayuden a evitar el ejercicio desmesurado del poder, que más temprano que tarde acaba por corromper todo el andamiaje institucional”.

Y bien se dice que a la par del señalamiento de manera obligada deben sumarse las propuestas.

Las de Juan Vergel son directas:

“Me parece que una señal clara para trasparentar el ejercicio del gasto público se haga a través de órganos que no estén controlados por el partido en el gobierno, y para lo cual hay que reglamentar mecanismos para que la primera minoría en el Congreso local cumpla ese papel de vigilante del gasto público”.

“Esto mismo pudiera operar para las instancias responsables de aplicar la política pública de combate a la pobreza, asignada hasta ahora a operadores electorales, buscadores de votos que acaban por usar las necesidades de la gente, generando más exclusiones y empobrecimiento”.

“El combate a la pobreza debe recaer en personas con capacidad de promover el desarrollo social, en científicos sociales, expertos que tengan las herramientas suficientes para el abatimiento de los indicares de pobreza que ya lacera a miles de familias en la entidad”.

Y concluye:

“Debe regresar el respeto por la división de poderes que es una medida que solo puede surgir de la voluntad política de quien ejerce el poder, es decir, de la cultura política del gobernante para respetar la legalidad y de las minorías políticas. De otra manera Veracruz seguirá caminando en el deterioro de sus instituciones y por supuesto sumido en el atraso democrático”.

“¡Recuperemos Veracruz!”, dijo al final de su intervención ante 32 veracruzanos notables reunidos en San Julián.

Y sí.

Ha llegado el momento de recuperar Veracruz.

Es el momento de arrebatárselo a quienes lo han saqueado y hundido en la peor de las miserias de los últimos tiempos.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.