El magisterio en la orfandad

- en Opinión

Luis Ortiz Ramírez / El trabajador mexicano ha perdido derechos y garantías, los salarios que gana  son de los más bajos en el mundo. En comparación con la galopante inflación, el poder adquisitivo del salario es vergonzoso, los obreros reciben un reparto de utilidades  pírrico, las cajeras de los centros comerciales trabajan por el salario mínimo y  reciben el acoso de los gerentes que a la primera de cambio buscan la oportunidad para caer sobre la presa, si no acceden a los deseos del perverso son objeto de maltratos, amenazas y agresiones. Para el patrón ellos solo son una parte de la estadística laboral.

Esta situación también  ocurre en el magisterio. En estos últimos meses después de la aprobación de la “Reforma Educativa”, los maestros han sufrido el acoso por los supuestos paladines y defensores de la calidad educativa. El estado mexicano ha puesto la mira en los maestros, estos son víctimas de los medios de comunicación, se les culpa por el bajo rendimiento escolar y por la baja calidad educativa, con la nueva Ley del Servicio Profesional Docente, el maestro es obligado a evaluarse con la mira de que si no pasa la evaluación, primero será reubicado y si vuelve a reprobar será retirado del servicio docente.

En los medios electrónicos destaca  el marchante de la comunicación Carlos Loret de Mola, vocero de la Fundación Mexicanos Primero, dirigida por otro de los  más férreos perseguidores de los maestros, me refiero a Claudio  X Gonzales. Estos señores tienen la consigna diaria de sobajar denostar y denigrar el trabajo de los miles de trabajadores de la educación  a lo largo del país, estos personajes han hecho creer a gran parte de sociedad mexicana, que los maestros son los únicos culpables de la baja calidad educativa que reciben sus hijos.

Por otro lado quien debiera proteger los derechos laborales de los maestros el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación  (SNTE), solo se conforma con ver. Ha dejado en la orfandad  a los maestros que por sus propios medios  trataron de defenderse contra  la reforma laboral, disfrazada de educativa.

Y es que a pesar de que puntualmente cada quincena se les descuenta el 1% del salario a todos los maestros, estos se encuentran en verdadero estado de orfandad. La situación se agrava cuando en los  Estados (como en Veracruz), los mandos medios de las oficinas  encargadas de organizar la educación, son sindicalistas, estos titulares pasan a ser  juez y parte. Resulta  muy común que si estos subdirectores de departamento tienen datos de que  el maestro participo en las marchas sencillamente los marginan y lo tratan con desdén.

Como ejemplo citó el caso que le pasó  a una maestra de preescolar que estaba haciendo su trámite para jubilarse, cuando se acercó a  su secretario delegacional, este le dijo,  “ya ni le busques el del nivel me dijo que tu caso está difícil, y que mejor   te ayuden los del “Movimiento” que te sonsacaron a salir a las calles”.

Afortunadamente la mayoría de los trámites  ya sea en la parte oficial o en el ISSSTE, el propio maestro los puede realizar, las secciones sindicales del SNTE han pasado a ser como una caja de zapatos que ya no se necesita. Hoy con la Reforma encima y con una evaluación docente próxima, todavía hay miles de maestros que no aceptan su realidad, muchos todavía confían ciegamente en sus líderes charros, piensan que sus líderes los protegerán del largo  brazo de  la Ley del Servicio Profesional Docente. Lo que estos confiados maestros  olvidan,  es que sus  líderes charros están sujetos al tronido de los dedos del jefe del ejecutivo federal, no pueden estar contra  lo que dicte el PRI ni contra los lineamientos que dicte la SEP a través del INNE. Así que si no los defendieron cuando debieron haberlo hecho es muy seguro que ya no lo harán,

Hoy el magisterio mexicano esta huérfano. No tiene ni un perro que le ladre. Hay una ausencia de verdaderos liderazgos incorruptibles. Sin embargo no todo está perdido, el maestro tiene es  buscar la unidad magisterial, tiene que prepararse, profesionalizarse y dar lo mejor en las aulas. Y eso sí,  esperar a que lleguen las elecciones para demostrar la fuerza de los maestros en todo el territorio mexicano. El cambio está en las manos de los propios maestros. Es muy seguro que el docente buscara salir de la orfandad  y castigar en las elecciones  a los que apoyaron la aprobación de la dichosa “Reforma Educativa”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.