El obsesionado Javier Duarte

- en Opinión

Claudia Guerrero Martínez / “Si no es Alberto Silva Ramos, será Érick Lagos Hernández… O si no es El Chilly Willis, será el Cisne”, esto es  lo que  piensa en  la cabecita de Javier Duarte de Ochoa, en su loca obsesión por imponer a un candidato a “modo” para  la Gubernatura de Veracruz, con la finalidad de dejar en el poder a un cómplice… A un sinvergüenza, igual o peor que este y   anteriores gobernantes…

Y es que Duarte no piensa en otra cosa… Lo aturde reconocer,   si ganara la candidatura del PRI un Yunes rojo, Héctor o José Francisco,  su vida sería un infierno…Y peor, si un Yunes azul, Miguel Ángel,  también sea elegido… Sus riquezas estarían en peligro y terminaría su tranquilidad… Por eso, pensar en dos aliados o cómplices para que le cuiden las espaldas a Javier, sería la mejor opción… Lo malo, es que “tooooodo” Veracruz ya está harto,  a todo lo que huela a  Fidelidad o al Frankenstein Duartista…

No entiende Duarte de Ochoa que  los tiempos terminan y también, las modas… El Fidelismo pasará a la historia como uno de los períodos más corruptos,  que se tenga recuerdo en Veracruz, en el cual hace 11 años,  en ese entonces políticos sin dinero y con hambre, ahora se hicieron millonarios a la sombra de una impunidad desmedida… Tolerante y marcada…

Érick Lagos y Alberto Silva son la continuidad de la cofradía… Del robo descarado y de la voracidad desmedida… Cubrir los desvíos, la malversación de fondos y  el empobrecimiento de un Estado, que se niega a morir, aun cuando sus gobernantes pretenden robar lo poco que queda de sus riquezas… De sus valores y la dignidad de los veracruzanos…

El recién aprobado préstamo de casi 32 mil millones de pesos,  pone  en ventaja a la administración de Javier Duarte, pues  ese dinero no será observado, ni auditado por entes federales… Desviarán  estos recursos de forma vergonzosa y comprarán todo,  para  lograr imponer a cualquiera de estos dos pillos, Chilly Willis y El Cisne… Y con la imperiosa necesidad de  salvar el pellejo, para no pisar la cárcel…

Ya lo habíamos presagiado en exclusiva, el 3 de noviembre, en las Redes Sociales, con la liga https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10205073978669921&set=a.1287045217024.2040517.1256984603&type=3&theater  que no habría destape en Acayucan y sólo era un borrego, lanzado por columnistas al servicio de Javier Duarte…  Lo del anuncio de la candidatura del PRI a la Gubernatura y que sería ungido Érick Lagos Hernández como abanderado tricolor fue sólo un fiasco… Nuevamente, trataron de echarle a perder el evento a Juan Carlos Molina Palacios, líder de la Liga de Comunidades Agrarias, quien de inmediato, nos aseguró ser falsos los rumores y que lo único que querían era minimizar su evento…

Cabe mencionar, el potencial  visualizado desde Palacio de Gobierno, de Juan Carlos Molina Palacios, quien es compadre  y amigo de Héctor Yunes Landa… Y por eso, pretenden minimizar a Molina Palacios en sus eventos y actividades agrarias, pues ven su potencial y músculo de convocatoria en el gremio ganadero, campesino, de taxistas, entre otros…

Es lamentable, la postura de Javier Duarte de traicionar tanto a Héctor Yunes Landa, así como a Pepe Yunes Zorrilla… Y nosotros nos preguntamos: ¿Dónde está el Presidente de México, Enrique Peña Nieto?  Seguirá creyendo las mentiras del diputado federal y asesor del Gobierno de Veracruz, Enrique Jackson, quien  hábil político marrullero, le “asegura” al Mandatario Federal “que” Veracruz está en las mejores manos y “que” Javier Duarte resuelve todos los problemas de Veracruz…. “Que” con el candidato de Duarte, ganarán las elecciones en Veracruz y “que” el incondicional de Duarte, trabajará para el triunfo  del PRI en el Estado, en las próximas elecciones presidenciales…. Si en verdad todo esto lo cree Enrique Peña, sentimos decirlo,   lo están “chamaqueando”…

El martes, Peña Nieto visitará Xalapa y esperemos, venga a apretar tuercas al que dice gobernar Javier Duarte, pues es el encargado de imponer un clima hostil  entre grupos políticos veracruzanos… A polarizarlos y dinamitar la credibilidad del PRI en Veracruz… Y esto no abona  en nada  al inicio del Proceso Electoral 2016… En verdad, esperamos un cambio de timón en la decisión del candidato a la Gubernatura de Veracruz, pues de no hacerlo, Silva o Érick, con sus ocurrencias y desvergüenzas como abanderados tricolores, abonarán a que el cambio de Gobernador, no será para el PRI…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.