Caminos en colonia Cerro Colorado que jamás pisan los funcionarios‏

- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. Quienes caminan entre los callejones de la colonia Cerro Colorado, lo hacen bajo su propio riesgo. Y no es que sea por inseguridad, sino por lo destruidos que están los accesos, donde los vecinos saben que ningún funcionario municipal o estatal se atrevería a pisar.

El andador Izotes es un ejemplo claro del olvido y las promesas de campaña que cada aspirante a la alcaldía hace a los vecinos, pero eso sí, ninguno de ellos ha caminado por el despedazado acceso.

Lo que sí saben es de las condiciones de estos pasos, porque en sus recorridos para pedir votos lo han observado, como lo hizo en algún momento el ahora alcalde Américo Zúñiga Martínez.

Los vecinos no sólo se han quedado con las “palabras bonitas” que salen de los funcionarios, también con el deterioro y lo intransitables que son los callejones que a pausas se van perdiendo con los deslizamientos de tierra.

«Ya se había acordado con los jefes de manzana hacer los reportes con el municipio. Es el andador Izotes donde se sigue deslavando y aquí pasa el tubo del agua y drenaje que se sigue dañando porque se fractura con la caída de tierra».

Así, decepcionado cuenta el señor Pedro Hernández Mendoza, quien observa las afectaciones desde lo alto del cerro donde se ubica su vivienda, a la cual ha protegido con costales, palos y relleno de tierra para evitar más deslizamientos.

Por estos caminos atraviesan señoras de todas las edades, niños que van a la escuela. Pero estos accesos lucen desnivelados, lo que alguna vez tuvo escalones de concreto ha desaparecido, aunque quedan esas evidencias partidas, entre escombros y sumidas en la tierra.

Las familias se han organizado para colocar costales rellenos de tierra o arena, para sostener los cimientos, pero estos también han sido rotos por el paso del agua que escurre y conecta hacia otras calles como Porvenir que llegan a la colonia Los Pinos.

«Cada uno de los andadores se convierte en arroyos, porque el agua busca salida», explica la señora Enedina Hernández, una de las mujeres que con las compras del mandado tiene que ingeniárselas para subir o bajar el desnivelado paso.

El andador de ancho mide menos de cinco metros y 200 de longitud aproximadamente, donde viven ocho familias que también observan cómo se desmorona.

Pero también cuentan que entre los callejones escabrosos, están Azaleas, Jazmines, Privada Tulipán y otros ramales que comunican hacia las viviendas, donde en su mayoría están construidas con techos de lámina, paredes de tablones y piso de tierra.

La colonia Cerro Colorado se ubica en la zona Oeste de la ciudad de Xalapa, Veracruz y colinda con las colonias San Bruno y Los Pinos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.