Los Sauces: ¡Ya hay culpable!

- en Opinión

Salvador Muñoz / Hay quienes piden un cambio… yo pido un Gobernador.

El deceso de una señora atropellada por un chofer de servicio urbano obnubila el razonamiento de unos que, a la ligera, ya resolvieron este lamentable percance: el conductor de la unidad no es responsable, tampoco imprudencia de la señora… la culpa es del sentido de las calles.

Quién, que maneja algún vehículo motor, no se ha visto sorprendido por el rebase a más de 60 kilómetros por hora en las calles o avenidas de Xalapa, cuando ya ir a 40 ó 50 para este tipo de unidades, se torna peligroso no sólo para el tránsito de carros, sino también para el peatón.

Quién, dígame, que maneja algún vehículo motor, no se ha visto sorprendido por el embiste de un urbano que “tranquilamente” avienta la carrocería y amedrenta con esos picos en las llantas sin que Tránsito haga algo.

Quizás sea más fácil cambiar el sentido de una calle… ¿pero no sería mejor poner un “Gobernador” a los camiones de servicio urbano para que éstos dejen de hacer competencias? Conducir a 40 km ó 50 y ordenar las rutas podría evitar la competencia, que parece no es por los usuarios, sino que se trata de cubrir lo más pronto posible un circuito, como si por eso anduvieran “a las carreritas”.

Vecinos de los Sauces y ciudadanos en general debieran reclamar por unidades de servicio urbano con papeles y placas en reglamento, en condiciones impecables, con choferes con educación vial y por un pulpo camionero que se comprometa con el servicio a la población.

Si quieren condenar por la muerte de una mujer, a un cambio de sentido en una calle, adelante… aunque es tanto como decir que la señora tuvo la culpa, ¿por vieja? ¿por distraída? ¿por qué? No sé qué tanta culpa tenga el chofer… o cuánta imprudencia de la señora… pero responsabilizar al sentido de las calles es tan absurdo como pensar que todos los choferes son cafres o todos los peatones, irresponsables.

Las banderas de Héctor

El senador Héctor Yunes Landa, en menos de una semana, enarbola dos banderas… una, de carácter empresarial; la otra, de carácter partidista.

Se trata de dos temas que tienen matices totalmente diferentes, como se percibe en su sola mención: El incendio del restaurante El Amate; el otro, el supuesto Test de Embarazo a candidatas del PRI.

Pero, dijera Alberto Silva, ¡vamos por “partos”!

II

El Amate, que más que restaurante, era tomado como centro de reunión del Senador. Su incendio hizo que en Yunes Landa se despertaran las sospechas… vamos, el mismo choleño advirtió que tomará cartas en el asunto en aras de que se sepa lo más pronto posible cuáles o quiénes fueron los responsables de este siniestro.

En aras de ayudar a que se resuelva pronto esto, dejamos regados algunos datos que bien pudieran servir para atar cabos.

* ¿No se les hace sospechoso que haya en el Puerto una dama de nombre Maricela Cienfuegos? Quizás en alguna ocasión fue mal atendida en ese local… Mal haría la Fiscalía si no corrobora que aún mantiene la centena de fuegos la señora…

* Liliana Castro Muñoz, ex candidata de Morena, por el distrito de Acayucan, a quien le quemaron su casa de campaña en las pasadas elecciones, podría aportar un sospechoso…

* Por cierto, dicen las malas lenguas que Erick Lagos Hernández, cuando niño, fue cerillo…

* Entre Alberto Silva Ramos, Miguel Ángel Yunes Linares y el mismo Héctor Yunes Landa, ¿quién tiene el discurso más incendiario?

* ¿Alguien verificó dónde se encontraba el alcalde de Lerdo de Tejada la noche que se incendió el restaurante? Que conste, ¡se apellida Llamas! Ricardo Llamas Huber.

* Se podría pedir asesoría a Xóchitl Tress, es experta en “quemadas”…

* Por supuesto, si alguien por “malora” enfocara sus sospechas sobre Fidel Herrera Beltrán, cabe aclarar que se trata de otro tipo de “Siniestro”.

III

El famoso Test de Embarazo de Alberto Silva. Dice Héctor Yunes que reprueba estas expresiones. Me imagino que no ha de estar de acuerdo con el tipo de respuestas-bromas dignas del “Deforma”, pero estoy seguro que no ha de creer que el dirigente del PRI las haya dicho en serio… ¿Qué es lo cierto tras este “embarazoso” comentario? ¡Esto!:

* Sus propias declaraciones hicieron “parir cuates” a Beto Silva.

* Claro que El Cisne, con su chistecito, ¡salió con su Domingo 7!

* Se podría decir que al reportero que hizo la nota ¿se le rompió su fuente?

* Preferible el estado de gravidez del Cisne que el estado de gravedad de Veracruz…

* Es evidente que no existe buena relación entre un Cisne y una Cigüeña…

* A todos nos queda claro que Silva Ramos perdió la regla. La regla dice: Cuida tus palabras ante una grabadora.

* Contrario a un embarazo común, es seguro que Beto Silva deje de tener antojos por hacerse el chistoso.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.