¿De qué se ríe la Barbie?

- en Opinión

Sergio Alejandro Villa / ¿De qué se ríe el gobernador Javier Duarte?

Para cuando se publique esta opinión, el video que se hizo viral en las redes sociales -a las que tanto es afecto, según él, e irónicamente a la vez es el villano favorito de los cibernautas- del gobernador Javier Duarte siendo encarado por la señora Aracely Salcedo, madre de joven Fernanda Rubí, secuestrada y desaparecida hace tres años, llevaba más de tres millones de visitas.

La sonrisa, o cómo se le quiera llamar, del gobernador veracruzano, sin quererlo me remitió a evocar la fotografía en donde se puede apreciar al reconocido y socialite narcotraficante Édgar Valdez Villareal, apodado la “Barbie”, en la rueda de prensa exprofeso para presentarlo ante las autoridades, medios y opinión pública. Como dato adicional, cito que de igual forma sucedió con Sandra Ávila Beltrán, mejor conocida como la “Reina del Pacifico”. Ambos posaron con un semblante sonriente y seguro y siempre mirando de frente a la cámara y a la gente. Ambos, en su momento, no mostraron miedo y por supuesto, nada de vergüenza.

La imagen perturbadora, que enfureció a gran parte del público que la vio y leyó, en México y el mundo, mereció hasta el título y publicación de un libro  ¿De qué se ríe la Barbie? de la autoría de Miguel Aquíno de la editorial Temas de Hoy, publicado en el año 2012.

Estudiosos del tema, aseguraron que a este fenómeno o tipo de comportamiento se le denomina disociación ideoafectiva. Un psiquiatra destacado especialista, Félix Arandy Cortés, miembro del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, mencionó que este tipo de trastorno social se presenta en momentos estresantes en los que se separa la racionalización de los afectos. Abundando en que este tipo de personalidad es propia de personas “históricas o sociópatas, que se deshumanizan la no darse cuenta del mal que hacen”

Como siempre, reconozco que requiero del diccionario favorito de los mexicanos y estudiantes güevones y pega textos, el famoso Wikipedia (o diccionario libre) que define “El trastorno de personalidad antisocial (TPA), a veces llamado sociopatía, es una patología de índole psicológico, las personas que la padecen pierden la noción de la importancia de las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales. Si bien puede ser detectada a partir de los 18 años de edad, se estima que los síntomas y características vienen desarrollándose desde la adolescencia. Antes de los 15 años debe detectarse una sintomatología similar pero no tan acentuada, se trata del trastorno disocial de la personalidad”.

Entonces, repasemos las teorías. ¿De qué se rio el gobernador Javier Duarte en se momento? ¿Estaba estresado? No, no lo creo. Pues si mal no recuerdo. Tenía pocos instantes en que sonriente y feliz había filmado un promocional para su quinto informe de gobierno allá en su región, además de que estaba acompañado de su esposa e hijos. ¿Esta deshumanizado el gobernador como asegura la tesis? No me atrevo a tanto. No puedo afirmar eso. ¡Dios nos libre! porque entonces ya nos chingamos de plano. ¿Ha perdido la noción de las normas sociales, como son las leyes y los derechos individuales? Caliente, caliente…como decían los chamacos en la primaria.

Sea como sea. Del gobernador no es la primera -y última- vez que se ríe. Personalmente lo he visto reírse de todo y en todo momento. Es muy dado a la chanza y el desmadre. Así es él. No en balde se califica a su gobierno de ser una “chistocracia”.

Mi duda es, por qué siendo una hija y madre de familia, además de dizque ser responsable de una institución tan noble como el DIF estatal y posiblemente ejemplo de muchas mujeres veracruzanas y más… ¿De qué se reía Karime Macias? No quiero ni pensar que son tal para cual.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.