La fuerza de Javier Duarte

Duarte
Javier Duarte de Ochoa
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / Eran los tiempos del exiliado Fidel Herrera, por ahí del mes de noviembre del 2008. Cuentan que el entonces secretario particular del Gobernador, Jorge Carvallo, le mostró a su jefe la portada de ese día del periódico Notiver. La nota principal era una declaración de Miguel Ángel Yunes Linares en contra de Fidel Herrera.

El mandatario veracruzano montó en cólera y lanzó improperios a diestra y siniestra. No soportaba que lo siguieran atacando en los medios y nadie saliera en su defensa.

Jorge Carvallo aprovechó la ocasión:

– Yo podría responderle, señor. Pero entiendo que desde esta posición, sería contraproducente. Como dirigente del partido sería otra cosa.

Fidel Herrera era así, de arranques.

– ¡Está bien! Háblale a Pepe. Dile que ya vamos a hacer el relevo. ¿Cuándo estaría bien?

– ¿Qué le parece el 20 de noviembre, señor? Sería una fecha muy significativa.

– ¡Adelante, opéralo todo!

Así se cocinó la llegada del ahora diputado federal por Los Tuxtlas a la sede estatal del PRI. El acuerdo que tenía Fidel Herrera con Pepe Yunes era que lo conservaría en la dirigencia estatal del tricolor hasta enero del 2009. De nada sirvió, fue uno más de los compromisos que el hoy cónsul de Barcelona ignoró durante su mandato.

– Entiende, Pepe. Me urge que ya te metas a tu Distrito (Coatepec). Abel Cuevas anda muy movido.

Pepe Yunes, prudente, acató la instrucción. Ni caso tenía aclararle al Gobernador que Abel Cuevas podría moverse lo que quisiera, pues no iba a ser su rival, ya que en esos momentos era, precisamente, diputado federal con licencia.

En todos los gobiernos priistas de Veracruz, el que decide quién y cuándo dirige al partido tricolor, es el Gobernador.

La declaración del dirigente estatal del PAN, Enrique Cambranis Torres, sobre el relevo en el PRI fue contundente. Dijo que se perdía categoría en el debate de las fuerzas políticas, al salir “un caballero” como José Yunes e impulsar a “un peleador callejero” como Jorge Carvallo.

En tiempos de sucesión, el mandatario en turno impone como dirigente a alguien de todas sus confianzas, pues será el enlace con el candidato. El ejemplo más cercano de esta ortodoxia priista, es Adolfo Mota Hernández, hoy en el Congreso federal. Fue impuesto por Miguel Alemán en el PRI y se mantuvo en esa posición hasta que se confirmó el triunfo de Fidel Herrera.

Más adelante, en un encuentro entre Alemán y Fidel, el primero le pidió a su sucesor que rescatara a Mota.

Hoy Javier Duarte se dice respetuoso de las decisiones en el seno de su partido, para el que tiene sólo su voto y sus cuotas, pero desliza que Alberto Silva será “un ariete contra los de enfrente”, en referencia a los Yunes azules, y hace público su apoyo a quien fuera su vocero.

 Señal inequívoca de ese respaldo es que dos de los principales operadores de Javier Duarte –Harry Grappa y Gabriel Deantes- han recibido la instrucción de coordinar los trabajos para la celebración del Consejo Político del PRI, el próximo sábado 24 de octubre a las 11 de la mañana en el World Trade Center.

Otro que tendrás un papel preponderante en este evento es el secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, quien habrá de convocar a los grupos políticos afines al gobierno estatal para que muestren su respaldo al nuevo dirigente.

La poderosa y contundente maquinaria política del Gobernador ya fue echada a andar y la asunción de Alberto Silva lleva el particular sello de Javier Duarte.

Se anticipa la asistencia del dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, pero también la del coordinador de la bancada tricolor, y Presidente de la Junta de Coordinación Política en San Lázaro, César Camacho, quien llegará acompañado de al menos un par de docenas de legisladores federales.

Estarán presentes, también, todos los ex dirigentes estatales del PRI. Hasta los que en su momento se pronunciaron en contra.

Esto, en política, se llama “mostrar el músculo”.

¿Alguien tiene alguna duda sobre quién es el Jefe Político del priismo en Veracruz?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.