Hoy Hugo Gutiérrez Vega ha trascendido

zdlAyer por la noche se fue el internet en mi casa. Fue inútil llamar para que me lo repararan. Estuve incomunicado, a pocos he dado, por precaución, el número de mi casa; el teléfono no sonó. El sábado por la mañana me desperté. Ya tenía internet y un mensaje en mi teléfono me esperaba. Mi amiga Estrella del Valle, quien se encuentra a miles de kilómetros de aquí me escribió cuatro palabras: «Murió Hugo Gutiérrez Vega»; suficiente. No se requiere ser discípulo de alguien para considerar que ese alguien es tu maestro. Una palabra, una enseñanza bien aprendida bastarían. Pero de Hugo Gutiérrez Vega aprendí más que eso, aprendí que la trascendencia no se puede lograr en vida. Acaso algunos transiten por la alfombra roja de la celebridad, la fama y la vanagloria; pero la trascendencia tiene como precio justo, la muerte. Hoy Hugo ha trascendido.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.