Pulcritud en la investigación, o escándalo

- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / Unas fotos que circularon en Facebook del Colectivo Voz Alterna muestran al fotógrafo Karlo Reyes Luna, de la agencia AVC, con manchas de sangre en la nariz y en la boca y a unos hombres vestidos de civil presumiblemente arrastrándolo (no permiten ver bien a la persona porque están tomadas desde un balcón). Un video de la Secretaría de Seguridad Pública que registró la llegada del compañero al filtro de revisión por donde se accedía al acto del Grito la noche del 15 muestra que, en efecto, en lo que se ve, los uniformados le niegan el paso pero no se observa agresión alguna, al menos en esas imágenes.

La agencia AVC publicó que trataba de resguardarse luego de que personas vestidas de civil que portaban un pin con figura de cobra o víbora lo habían golpeado de un cachazo en el rostro y lo habían despojado de su cámara sin motivo alguno mientras cumplía con su trabajo, y que médicos del Centro de Especialidades Médicas confirmaron que no presentaba ningún grado de alcohol en la sangre como se dijo en el boletín de prensa sobre el caso.

Ayer temprano se informó que la Secretaría de Seguridad Pública inició de oficio una investigación, que se está investigando a los elementos de la institución que fueron desplegados durante el evento a fin de determinar si alguno de ellos participó en el hecho o si fue “una riña entre ciudadanos”, y que: “Por otra parte, la Fiscalía General del Estado inició de oficio una investigación ministerial con la finalidad de identificar y detener a los responsables”, así como de determinar las causas que originaron el caso.

También los compañeros del agredido salieron a hacer declaraciones para decir que contaban con imágenes de la agresión, que Karlo cumplía con su trabajo cuando fue agredido y que vieron cuando lo arrastraban hacia una camioneta. Por la tarde la Comisión Estatal de Derechos Humanos reaccionó instruyendo “a personal de la Comisión para que se avocara a su localización, estableciendo contacto de manera pronta con él y su familia, brindándole todo el apoyo necesario”. La única que no se apareció, seguramente por los efectos de la cruda de la noche del Grito, fue la inútil Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (je je).

Ni el gobernador Javier Duarte, ni el secretario de Gobierno Flavino Ríos, ni el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez fueron omisos del hecho. De acuerdo a una nota de Ángeles González Ceballos, de alcalorpolitico.com, Duarte dijo que solicitó una investigación exhaustiva “pero pidió que no se señale a nadie sin antes no tener elementos”. “Para determinar si participaron o no elementos de Seguridad Pública, la prueba que hasta ahora tenemos es un video que se hizo público en donde ningún elemento de Seguridad Pública agredió al fotoperiodista”.

Informó que la Fiscalía General del Estado investiga por su parte quiénes agredieron al fotógrafo para determinar el origen del hecho. “No se descarta ninguna línea de investigación, sin embargo quiero pedirles que tampoco se señale sin tener pruebas hasta ahora si participaron o no elementos de Seguridad Pública”.

Flavino, por su parte, indicó que se investigará la agresión aunque pidió “no adelantar vísperas”. Mencionó que no se pretende criminalizarlo y garantizó que si el incidente fue por parte de un servidor público del Estado se aplicarán las sanciones correspondientes. A su vez, Bermúdez dijo que ninguno de sus elementos iba vestido de civil y que todos portaban uniforme, además de que se cumplió con los protocolos establecidos por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), que fueron establecidos para todos los estados del país.

Si el caso no se maneja con toda la pulcritud que se requiere y no se encuentra y castiga a los responsables, vendrá otro escándalo mediático, que de hecho comenzó ayer en portales y medios de la ciudad de México y de otras partes del país y puede alcanzar, otra vez, dimensión internacional. También habrá problemas con la Iglesia porque Karlo ha sido miembro de las “pandillas” de jóvenes católicos que están en formación religiosa. Sean quienes haya sido los agresores, me solidarizo con mis compañeros de AVC incluida la víctima y también exijo que se esclarezcan los hechos.

Héctor “afila la sierra”

Publiqué el lunes en “Prosa aprisa”: “En política no hay nada definitivo hasta que no es definitivo, pero hasta ahora todo indica que Pepe le ganó la carrera por la sucesión al también senador Héctor Yunes Landa, que éste ya lo entendió y lo tiene muy claro…”.

Agregué: “Si mi fuente está en lo cierto, el sábado pasado el senador Yunes Landa se habría reunido en el puerto de Veracruz –o al menos esa era la intención– con quienes conformaban su equipo cercano de colaboradores en la carrera por la sucesión para hacer un corte de caja, saldar cualquier pendiente con ellos y darles las gracias por todo el apoyo que le brindaron y el trabajo que hicieron, pero el equipo habría quedado diluido ya, evitando con ello, de aquí en adelante, más gastos innecesarios, pues ya se gastó mucho (hay quienes manejan una cifra de entre 3 y 4 millones de pesos que le habría costado todo el aparato por su informe de actividades en julio pasado)”.

El mismo lunes, sobre la hora de la comida, me llamó por teléfono Esaú Valencia Heredia, su titular de prensa, atento, amistoso y respetuoso como siempre (somos compañeros del medio de toda la vida, al igual que con su esposa y compañera del gremio, Violeta Pacheco, por quien tengo respeto, afecto y admiración), para saludarme y decirme que me iban a enviar un texto en relación a lo que había publicado, que no era una aclaración sino una precisión, e incluso, me imagino que para mostrarme la seguridad de que van a llegar al poder, me reiteró la invitación para que colabore con él en la Coordinación General de Comunicación Social, lo que le agradezco.

Cito:

“Estimado Arturo:

El día de ayer leí tu prestigiosa columna ‘Prosa Aprisa’, en la cual haces referencia a mi persona y equipo de trabajo en una reunión ocurrida recientemente; respetuosamente me permito hacerte las siguientes precisiones:

1.- Es cierto que el pasado sábado 12 de septiembre me reuní con quienes me apoyan territorialmente como enlaces legislativo y de vinculación política, económica y social, conformado por más de 257 personas; por cierto, la cita fue en la ciudad de Xalapa, no en el puerto de Veracruz como te informaron.

2.- El motivo de la reunión no fue como lo mencionas para hacer “corte de caja” y agradecerles en tono de cierre y despedida; fue todo lo contrario. Por supuesto que les reconocí el gran trabajo que han hecho como equipo, el cual nos ha permitido servir más de cerca a miles de veracruzanos, y expresarles que continuamos encabezando las encuestas y ampliando nuestra ventaja. Estas reuniones las realizamos periódicamente y ésta en lo particular se caracterizó por el entusiasmo de los presentes, por nuevas incorporaciones, nuevas ideas y un gran ánimo de seguir sirviéndole a Veracruz; la mayoría, como siempre, hizo aportaciones que refrescan nuestro accionar.

3.- Nos reunimos para “afilar la sierra” y lo puedes corroborar con cualquiera de los asistentes: fue una reunión espléndida por productiva y la mejor que hemos tenido por el ánimo de integración y renovadas propuestas para lograr, en su momento, consolidar nuestro anhelo de servirle a Veracruz desde otras responsabilidades. Lamento que tu fuente haya abusado de tu buena fe.

Nuestro ánimo y hermandad es tal que ese mismo sábado por la noche, nos reunimos para celebrar doblemente, la recuperación de la salud de mi hermano Paco Guisa, y a la par adelantar el convivio con motivo de las fiestas patrias.

Tus vastos conocimientos de política, que has acumulado en tu larga experiencia como periodista y servidor público, te indicarán que no puedo claudicar en mis aspiraciones políticas cuando todas las encuestas me ubican como el puntero en las preferencias electorales dentro y fuera de mi partido.

Mi equipo se mantiene unido, trabajando en dar respuesta a las necesidades de muchas familias veracruzanas que confían en un servidor.

Estimado Arturo: hoy más que nunca.

¡Estoy listo!”

Por la mañana de ese día, el senador había abordado el tema en términos casi similares con Francisco Licona, de Politica al Día, a quien dijo “tener la agenda llena con actividades diarias hasta el 26 de diciembre del presente año y solo se interrumpirán por dos salidas que tiene al extranjero: una por motivos personales y otra a Israel por comisión del Congreso”.

Pues ya está. Héctor no se baja de la contienda, vuelve a su discurso original de que va arriba en las encuestas con el añadido de que incluso ahora ha “ampliando” su ventaja.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.