La vergonzosa confesión

- en Opinión

Claudia Guerrero Martínez / Alguna vez, inteligentes lectoras y lectores han tenido, juntos, $400 millones de pesos  o quizá mil millones de pesos en cuentas personales… ¿No? Pues increíble que parezca, algunos ex y funcionarios de la administración duartista han manejado éstas grandes cantidades y no precisamente para beneficio de los veracruzanos…

En reciente reunión con el número uno del Gobierno de Veracruz, cierto cordobés y amigo del empleado de los veracruzanos, quien labora en la Secretaría de Finanzas y para no decir nombres damos   las siglas de “J” de Juan, “M” de Manuel  y  de “DCG” de   Del Castillo González, encontró ciertos documentos que  para él, fueron escandalosos…  Resulta, que en ellos  se visualizaron cantidades exorbitantes pagadas a medios de comunicación y algunos de ellos, eran de reciente  apertura… Otros, ni existían…

En el expediente “confidencial”, entregado a Javier Duarte de Ochoa,  el subsecretario de Finanzas y Administración,  Juan Manuel del Castillo habló claramente, sobre las anomalías detectadas en la Coordinación General  de Comunicación Social del Estado… Hizo hincapié,   que en la administración de María Georgina alias “Gina” Domínguez Colío, la misma de Jalacingo, había desviado recursos por cerca de $400 millones de pesos… Además, dejó sin pagar a cientos de medios de comunicación y las facturas se multiplicaban… Duarte de Ochoa se molestó… Mostraba su enojo por la falta de lealtad  de la Madame Gina y además,  había desviado recursos para su uso personal… Pero no sólo ella…

En otro expediente y en la misma reunión, el sucesor de Madame Gina, Alberto Silva Ramos, aparentemente había desviado recursos por cerca de mil millones de pesos… Increíble cifra y  les aseguro,  ser cierta… A la llegada  de  Silva Ramos a la CGCS, el tuxpeño pagó culpas ajenas, liquidando facturas atrasadas a molestos medios de comunicación,  por la falta de seriedad de Gina Domínguez y además, hizo convenios en   cantidades estratosféricas con Prensa oficialista,  para realizar una estructura de medios,  con miras a la campaña electoral a diputado federal, en el distrito de Tuxpan…  Pero algo salió mal…

Desde la oficina principal de Palacio de Gobierno se anunció la candidatura de Silva a la diputación federal y entonces, al no tener recursos para la estructura, campaña y movilización electoral, Alberto Silva inició con el atraso de pagos a medios de comunicación, desviando estos,  para el distrito de Tuxpan… Al final, el dispendio descomunal en una campaña millonaria, hizo ganar a Alberto Silva Ramos en su tierra…

Lo interesante de esto, líneas arriba habíamos explicado que eran dos expedientes, uno está en el escritorio de Javier Duarte de Ochoa y el otro, fue literalmente regresado a la Secretaría de Finanzas… La orden era tajante… Alberto Silva no sería tocado… Pero Gina, no correría con la misma suerte, pues el expediente se aplicará para algo fundamental y decisivo en la administración de Duarte de Ochoa…

La cifra elaborada en ese expediente confidencial sobre la actual deuda a medios de comunicación, es de $800 millones de pesos, los cuales, están detenidos por la falta de liquidez del Gobierno Estatal y el actual titular de la CGCS, Octavio Pavón cerró la puerta a cobradores y resentidos medios de comunicación… Eso explica, el súbito cambio de alabar,  a criticar; de publicar páginas y páginas de los logros de Duarte, a colocarlo en una pequeña nota en interiores; de exponer un Veracruz irreal,  a informar la grave situación que atraviesa el Estado…

Lo interesante, es que Gina Domínguez está dando patadas de ahogado en sus Estaciones de Radio patito, sin registro, ni permiso oficial  de Radiodifusoras, adheridas ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes… Su patético programa de noticias en la Internet que nadie ve y sus franquicias de periódico y agencia de noticias, en las cuales, publican e informan notas desvirtuadas, “manoseadas” y tendenciosas, con alto grado de lambisconería hacia Javier Duarte de Ochoa, quien dijo a sus más allegados, uno de ellos, dueño de un periódico estatal, que habrá vómito negro antes de terminar ésta administración estatal…

Y a Duarte no le queda de otra… Poner de cabeza a sus ex y funcionarios estatales para sacarles de sus “bolsillos” los recursos  robados en sus Secretarías y fueron para su uso personal, pues vienen cambios de  Gobierno Estatal en el 2016 y no precisamente, su sucesor será quien le cuide las espaldas, sino al contrario, habrá una cacería de brujas y muchos irán  a la cárcel… Y aclaramos, ya sea del PRI o del PAN…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.