En aumento, atentados contra periodistas

- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla / Xalapa, Ver. Reporteros de la capital del estado montaron un altar en la escalinata de la Catedral en memoria al fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, quien fue asesinado en la ciudad de México hace un mes. Después de este lamentable suceso, dos comunicadores han sido desplazados y cinco más continúan recibiendo amenazas.

Algunas de sus fotografías más representativas rodearon su retrato. Flores blancas y veladoras acompañaron aquella conocida imagen donde aparece con lentes oscuros y lanza una sonrisa peculiar.

Sus compañeros y amigos de Xalapa colocaron dos mantas blancas, donde escribieron mensajes simbólicos también para la activista Nadia Vera, quien también emigró de Veracruz al Distrito Federal y fue asesinada en la colonia Narvarte, junto con Rubén y otras tres mujeres.

«A un mes del asesinato de Rubén, Nadia, Yesenia, Mile y Alejandra», podía leerse en un cartón blanco que colocaron junto a los rostros del fotorreportero de la agencia AVC Noticias, revista Proceso y Cuartoscuro.

De acuerdo con la reportera e integrante del Colectivo Voz Alterna, Norma Trujillo Báez, el hostigamiento contra periodistas continúa en aumento.

«En todo el estado hay dos compañeros desplazados nuevamente y cinco hostigados. Hay una demanda, pero se reguardan nombres (por seguridad), fue presentada ante la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle), el Mecanismo de Protección Federal tiene los nombres, se está documentando para que no exista duda o se tergiverse la información».

En ese sentido, refirió que el gremio periodístico xalapeño desconfía en la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP) por la omisión en sus funciones que se ha detectado en los casos donde resultaron asesinados compañeros periodistas.

«Hay antecedentes en donde la CEAPP no ha cumplido, la Presidenta o la Secretaria Ejecutiva dicen que hablamos por hablar, hablamos porque en un principio sí se acudió a ellos y no se nos dio el apoyo como debía ser, a partir de eso no confiamos».

Debido a que el gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, declaró esta mañana que escritores e intelectuales han efectuado un «linchamiento» contra su persona por el caso Narvarte, Trujillo Báez indicó que no se trata de esa situación, sino de exigir «ya basta» de atentados contra la libertad de expresión.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.