Oaxaca aguanta, los maestros no se levantan…

- en Carrusel, Opinión

Luis Ortiz Ramírez / La indiferencia, la apatía, el miedo a perder las pocas horas o la plaza, la coacción de Directores y Supervisores afines al SNTE, la aplicación de sanciones administrativas por parte de la autoridad local, han pegado duro en el ánimo de los profesores del país. El magisterio nacional incluido el veracruzano ya no responde a los llamados para acudir a las marchas. Hoy solo se ven unos cuantos estoicos  y valientes maestros, ya no se ven las grandes multitudes que llenaban las avenidas de las capitales del país. Ha triunfado la apatía y también la aplicación de la REFORMA EDUCATIVA, únicamente Guerrero, Chiapas, Michoacán y  Sonora  han presentado alguna resistencia a las autoridades locales.

Existe una  ausencia de liderazgos genuinos que  presenten un plan de acción inteligente, congruente y sugerente que llame la atención y logre despertar nuevamente al magisterio y lo conmine a salir a las calles y oponerse de lleno a la REFORMA EDUCATIVA. Los maestros mexicanos  doblaron las manos ante la andanada de críticas y la ausencia de objetivos tangibles, otros más se vieron abrumados por la cantidad de cursos y unos cuantos están más preocupados por subir sus evidencias evaluatorias al portal del Servicio Profesional Docente.

Algunos de los líderes que salieron a las calles fueron maiceados por sus  gobiernos locales, otros consiguieron prebendas y plazas para sus hijos a  muchos les dieron todas las facilidades para supuestamente hacer activismo sindical sin presentarse a trabajar en las aulas.

Hoy en la mayor parte del territorio mexicano el maestro se encuentra  agazapado y preocupado  y no es para menos muchos Directores afines a la cúpula sindical ya tienen la guadaña bien afilada, la REFORMA EDUCATIVA  les otorga más responsabilidades pero también les da más facultades para poder coaccionar a los maestros.

En este contexto surge la figura de Andrés Manuel López Obrador,  en oposición franca contra la Reforma Educativa. Entre el gremio magisterial persiste la idea de que si él llega a la presidencia echaría abajo la reforma educativa del gobierno peñista. El gobierno federal y sus aliados lo saben y están conscientes que los maestros son un fiel en la balanza a la hora de votar y que irremediablemente el SNTE  ya no los puede controlar electoralmente. La CNTE en Oaxaca ha comenzado a caminar de la mano del oriundo tabasqueño, el repunte de su MOvimiento de REgeneración NAcional en todo el país lo pone de lleno en la carrera presidencial.

Sin embargo  es necesario estar al pendiente de como los actores políticos mueven sus cartas. Al menos la CNTE ya demostró que le está apostando a la manifestación pacífica, adelantando clases como estrategia que busca evitar el enfrentamiento violento. A pesar de ello  resulta preocupante el mutis e indiferencia del grueso del magisterio nacional, para los maestros no hay vuelta de hoja, o se dejan llevar y conducir a una evaluación punitiva  o despiertan y comienzan a apoyar a los valientes maestros oaxacos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

      1. Si el peje es el peje pero los que tenemos que reaccionar somos los maestros que tenemos que tomar medidas y arriengarnos a que nos pongan las faltas organizaenos para que no sean los mismos que esten las marchas y movimientos y asi no acumular las tres inasistencias seguidas .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.