Osorio Chong pide que tengamos fe en la PGR sobre caso Javier Duarte; si desea mejor rezamos un Ave María colectivo

De acuerdo con las Sagradas Escrituras, «fe es la expectativa segura de las cosas que se esperan, la demostración evidente de realidades, aunque no se contemplen» (Hebreos 11:1). La fe es uno de los frutos del espíritu. Uno puede tener fe en las promesas de Dios, pero en el caso de la actuación de una instancia como la Procuraduría General de la República, uno no debería tener fe, sino esperar certeza.

Y eso es lo no han mostrado los fiscales de la PGR que presentaron el caso de Javier Duarte ante el juez del Reclusorio Norte. Y todavía nos pide Osorio Chong que tengamos fe en la PGR; no pues si quiere les rezamos una Ave María colectiva a ver si Dios nos concede la gracia de que se haga justicia en el caso de Javier Duarte.

Al final de su discurso, el secretario de Gobernación corrigió un poco al decir: «Para el gobierno, la PGR habrá de tomar todas las acciones y entregar cuentas a la sociedad, hay que darle tiempo. No debe de haber impunidad en ningún caso, absolutamente. Va iniciando, hay que dejar que todo esto siga». Habría que recordarle a Osorio Chong que la fe sin obras está muerta, y en el caso de que la PGR no dé resultados positivos, entonces también podría considerarse una institución muerta.

Fidel Ordóñez, delirio de persecución o de grandeza; nunca hubo orden de aprehensión en su contra

¿Qué pretensión tenía el abogado Fidel Ordóñez en hacerse pasar como un perseguido político? Hizo noticia, y muchos la replicaron, al decir que la Fiscalía había girado una orden de aprehensión en su contra. Pero él no tenía esa orden de aprehensión ni se la habían entregado. Sólo tenía el dicho de una persona que al según lo había enterado de que se iba o se había girado esa orden de aprehensión.

Y se lo tomaron por cierto, y se lo publicaron haciéndolo parecer perseguido político, y él en sus cuentas de Facebook les dio vuelo. Pero el caso es que nunca existió tal orden de aprehensión, como lo comunicara el fiscal Jorge Winckler, ni hubo ni hay ni existe la intención de aprehenderlo.

El señor Ordóñez o tiene delirio de persecución o delirios de grandeza, o se siente tan importante por haber estado atrás de algunos casos de funcionarios duartistas acusados de corrupción que al rato va a decir que ya lo vigilan con el malware Pegasus. Son muchas ganas de llamar la atención; lástima por tanto medio serio que le sigue su juego.

¿Qué es el trastorno de ansiedad crónico que sufre Javier Duarte?; toma medicamentos, pero no de los Beceiro

De acuerdo con un reporte de la BBC, el trastorno de ansiedad se puede describir de la siguiente manera: «El miedo se apodera de ti. Empiezas a sudar frío, a temblar. Suben las pulsaciones y experimentas malestar físico. Sientes que no puedes respirar y la cabeza no para de tener pensamientos sobre todos los posibles escenarios negativos —fatalistas— que pueden ocurrir si das un paso. Esta es la ansiedad en su máxima expresión. Se trata de un trastorno que puede tomar el control de la vida de una manera tal que impide que quien la padezca salga de casa, trabaje o, incluso, duerma».

Pues este es trastorno de ansiedad que se le ha diagnosticado a Javier Duarte, por lo que debe estar tomando antidepresivos y ansiolíticos constantemente. Además, se reporta que tiene hígado graso por lo que también toma medicamentos para ese mal.

Javier Duarte se encuentra recluido en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México en espera de que se le asigne un penal de mayor seguridad, digno de su peligrosidad. Pero mientras tanto, los médicos le permiten que ande con sus medicamentos para todos lados. Esperemos que no sean medicamentos de los laboratorios de los Beceiro, porque si no ya le dieron gato por liebre.

Héctor Yunes, el santo de las causas perdidas; se pone del lado del diputado Ernesto Cuevas

A que Héctor Yunes, el santo de las causas perdidas. Se pone del lado del diputado Ernesto Cuevas nada más por llevarle la contraria al gobierno de su primo. Ahora, en un mensaje de su cuenta de Twitter dice: «A Téllez Marié ya le dio el síndrome de Winckler: persigue y acusa a diputados locales, sin pruebas que lo sustenten». Habría que decirle al senador, defensor de las causas imposibles, que el secretario de Seguridad Pública señala que existen fotografías de esas detenciones, además de que el mismo diputado Ernesto Cuevas lo admitió.

No son pocas las personas que han manifestado la conducta errática del diputado Ernesto Cuevas, de quien dicen constantemente sale de las fiestas “bien servido” y con ganas de descargar su arma al aíre.

Vale mencionar que siendo Ernesto Cuevas alcalde de Juchique de Ferrer, un grupo de periodistas fue testigo de cómo en estado de ebriedad empezó con sus impertinencias queriéndose tomar una foto con el cantante Nicho Hinojosa. Vaya, el cura que se sentó junto a él ya no lo aguantaba con sus desvergüenzas. Pero a Héctor lo que le interesa es ir en contra de quien le ganó la elección, aunque al final salga embarrado como siempre.

Ernesto Cuevas contra Téllez Marié, la lengua larga y la cola más

Dicen por ahí que, para tener la lengua larga, hay que tener la cola muy corta. Y es que el diputado Ernesto Cuevas, quien hace algunos meses acusó que lo vigilaban hasta cuando se vestía de naquito, pidió la renuncia del secretario de Seguridad Pública. Sólo que Jaime Téllez Marié tenía una respuesta muy directa para esa solicitud. En primer lugar, señaló que esperaba que la renuncia no se debiera a asuntos personales, ya que según el secretario de Seguridad Pública, al famoso Gallo Bolo se le había detenido hasta en dos ocasiones por operativos de alcoholímetro.

Una de esas veces «fue en un operativo de alcoholimetría en el cual, totalmente ebrio se presentó ante las autoridades de tránsito y dejó abandonado su vehículo, una Ford de color naranja y tenemos las imágenes correspondientes». El diputado Ernesto Cuevas reconoció que sí lo detuvieron, pero alegó que en la primera detención que fue en Vega de Alatorre, él llevaba su camioneta con gente y que no le encontraron armas.

El diputado acusa que lo que el gobierno pretende es doblegarlo; querían, «para que fuera yo un diputado que pudiera estar a su antojo». Sobre el otro operativo donde lo detuvieron en El Castillo, dice que iba con Jacob Zayas, amigo de Héctor Yunes, aunque alega que no iba ebrio, pues no le hicieron el estudio de alcoholimetría; pues cómo, si el señor salió huyendo.

¿Dónde está el Tío Fide? Que venga a defender su honor o acaso ¿tiene miedo?

El doctor Vergerus acuñó la siguiente frase: «Cualquiera puede ver el futuro, es como un huevo de serpiente. A través de la fina membrana se puede distinguir un reptil ya formado». Esta frase resume lo que pasó con el gobierno de Fidel Herrera Beltrán. Durante su mandato, se engendró el crimen organizado; durante el duartismo se desarrolló y ahora, durante la administración de Yunes Linares, este huevo semejante a una serpiente ha generado violencia, asesinatos y secuestros.

Por eso no sorprende que hoy al comparecer ante la legislatura del estado de Veracruz, el secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, asegure que el exgobernador Fidel Herrera Beltrán recibió 12 millones de dólares por parte de un grupo de la delincuencia organizada, denominado los Zetas.

Se acordará usted cuando estos maleantes, con toda la impunidad del mundo y con protección de las mismas autoridades, cobraban derecho de piso; ellos eran los que ponían el precio a las películas piratas y, además, a los que ponían resistencia o no pagaban a tiempo, pasaban a mejor vida.

O acaso ya se olvidaron las balaceras en centros nocturnos, la quema de hoteles y la cantidad de cuerpos desnudos y mutilados que aparecían de la noche a la mañana. Con esta declaración del propio titular de Seguridad Pública, tenga por seguro que el malogrado Tío Fide meterá más la cabeza en el agujero donde se esconde. O acaso, como Quijote, ¿vendrá a defender su honor?

La PGR detecta varias cuentas en Suiza de Javier Duarte

Con un palmo de narices se quedarán los agoreros que desean que un barco llamado Veracruz naufrague. Los disminuidos hijos de la fidelidad y las rémoras del duartismo que se adueñan de las rede sociales festejando los supuestos logros de Javier Duarte, al evadir algunos cargos en contra, se quedaron en completo silencio cuando se enteraron de que la PGR tiene detectadas varias cuentas en Suiza, la capital de las cuentas secretas.

De acuerdo con información de la propia PGR, Consorcio Brades es la compañía que utilizó Javier Duarte para guardar su dinero proveniente de las múltiples empresas fantasma. Lo cierto es que si la PGR, que hasta el momento no se ha visto muy bien, logra comprobar este enlace, Duarte de Ochoa pasaría mucho tiempo en chirona.

Y es que llamó la atención a la PGR que el principal colaborador de Javier Duarte en las operaciones delictivas, Moisés Mansur, haya sido el principal promotor del Consorcio Brades. Ojalá y no haya reparos y trabas para que los fiscales de la PGR puedan conseguir la información que finalmente hunda en la cárcel a uno de los autores del más grande latrocinio en Veracruz.

Y es que, si existen reparos para llegar a esas cuentas, no dude usted ni por un segundo que la mano que mece la cuna en Los Pinos lo estará impidiendo, no vaya a ser que en una de esas salgan muy salpicados del estiércol del caso Duarte.

Pronto Javier Duarte cantara: «Hay morena, morenita mía, no te olvidaré»

Sería bueno que, los están siguiendo el caso Duarte de cerca, no se sorprendan si escuchan al rechoncho detenido tararear o echar sus górgoros con la siguiente melodía: «Conocí a una linda morenita y la quise mucho, por las tardes iba enamorado y cariñoso a verla. Al contemplar sus ojos mi pasión crecía, hay morena, morenita mía no te olvidaré». Y es que el guion que han preparado los capos del poder es muy previsible; en el momento más álgido del proceso penal, el aprendiz de panadero comenzará a cantar contra Morena.

Ese será el propósito de la detención de Duarte; el rechoncho será el ariete contra las aspiraciones de Andrés Manuel López Obrador. Seguramente es parte del pacto de impunidad, que ha permitido que Karime disfrute en zona VIP el espectáculo del proceso penal de su querido esposo.

Por cierto, la que de plano se ha visto bastante mal ha sido la Procuraduría General de la República (PGR); se recordará que ésta imputó a Javier Duarte el lavado de más de 438 millones de pesos provenientes de recursos públicos, pero en la audiencia inicial del caso, ante el juez federal que otorgó la orden de aprehensión, sólo pudo explicar con datos la salida de 38.5 millones de pesos de la Secretaría de Educación de Veracruz.

O sea que de un tris se desaparecieron 400 millones que la PGR no pudo comprobar. Lo cierto, es que los veracruzanos estaremos muy al pendiente para ver en qué termina este culebrón.

La Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil; de feria a tianguis

Es lamentable que la Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil termine siendo sólo un tianguis de libros. Esto lo decimos porque la feria, desde sus inicios, siempre fue un foro para que se llevaran a cabo diversas actividades artísticas que iban desde música, ballet, teatro, cuentacuentos y hasta conferencias magistrales. Y no nos vengan a decir que la razón de esto es el poco presupuesto que hay para la Feria.

Si bien es cierto que no se puede traer espectáculos o ejecutantes de otros países o de otros estados, en Veracruz estamos llenos de artistas que buscan un foro dónde presentarse. Tan sólo en Xalapa, un puñado de teatreros, danzantes y músicos hubieran acudido con gusto al llamado urgente del Instituto Veracruzano de la Cultura, si es que éste los hubiera llamado para rescatar uno de los eventos con más tradición en la capital veracruzana.

Pero no hubo tal llamado, no hubo voluntad y mucho menos creatividad. Por supuesto esto no quiere decir que no debamos ir a la Feria. A los amantes del libro y la lectura no los inhibe la falta de creatividad por parte de las autoridades de Cultura; los amantes de la Feria van tras el libro y ese, al menos por esta ocasión, no ha sido cancelado.

La suspensión provisional de las órdenes de aprehensión no eximen a Duarte de presentarse ante un juez; otra vez show mediático de los apologistas de Duarte

Se ha hecho mucho circo mediático alrededor de la determinación de un juez federal que concedió la suspensión provisional a dos órdenes de aprehensión en contra de Javier Duarte por parte de las autoridades veracruzanas. En estos comentarios ha cundido la ignorancia y no ha faltado quien asegure que por esta razón Duarte saldrá libre y la justicia en Veracruz no lo alcanzará.

Para empezar muchos han omitido el hecho de que sólo es una suspensión provisional, una vez que el juez tenga los documentos de la acusación determinará si esta suspensión es o no definitiva. Pero aún si la suspensión llegase a ser definitiva, el imputado tiene la obligación de comparecer dentro del plazo de tres días ante el Juez de la causa.

Por supuesto el juez de la causa es el que determinará si le dicta o no la formal prisión a Javier Duarte. Y es que como señala la Suprema Corte de Justicia, la suspensión provisional o definitiva de una orden de aprehensión como “medida cautelar no puede constituir un impedimento para la continuación del procedimiento, ni convertirse en instrumento que posibilite al quejoso la sustracción a la acción de la justicia”. Ah, pero los apologistas de Duarte, los melancólicos del duartismo ya quisieran ver a su prócer en libertad.

Página 5 de 488« Primera...34567...102030...Última »