¿Alguien sabe dónde anda Gina Domínguez? Parece que ya se peló

De acuerdo con información que nos llega de fuentes confiables, al parecer la señora Gina Domínguez agarró sus tiliches y se fue del país. A Gina le agarraron las prisas nada más saber que Arturo Bermúdez Zurita había caído en el penal de Pacho Viejo. Usted ha de recordar los reportes que varios periodistas hicieran en los que se vinculaba a Gina Domínguez en tratos con el entonces secretario de Seguridad Pública.

Ella, junto con otros funcionarios, formaba parte de un poderoso grupo de poder que tenía sometido al gobernador del estado. Gina sabe que, si Arturo Bermúdez habla, ella seguramente saldrá embarrada. Gina Domínguez acumuló inocultables propiedades, riquezas que, como simple funcionaria, nunca hubiera podido acumular.

En las últimas semanas trascendió que andaba rematando sus propiedades; en este portal lo avisamos a tiempo. Ahora parece que la señora no piensa correr ningún riesgo y por eso salió del estado de Veracruz.

Duarte siempre fue un pusilánime; Karime Macías fue el cerebro criminal

¡Quién se lo iba a imaginar! Tan seriecita que se veía la señora Karime Macías. Pues resulta que entre las cosas que encontraron en una bodega incautada estaban las libretas y los diarios de la esposa de Javier Duarte. Estos documentos vinculan a Karime como la que planeaba, preparaba y ejecutaba acciones para desviar recursos públicos a su favor y a favor de funcionarios públicos, amigos y familiares.

En esas libretas están los nombres, teléfonos, direcciones y hasta un mapa donde se encuentran las distintas casas de esos cómplices en los diferentes lugares del mundo. Quienes conocieron a Javier Duarte coinciden con esta revelación, pues dicen que Javier era el de los berrinches, el de la histeria y el de los excesos.

No se imaginaban cómo un sujeto tan pusilánime pudiera poseer un cerebro tan calculador y criminal. Ahora ya hay indicios de que Karime fue la que comandó la banda.

Señala auditor que medios locales de Veracruz escribieron que había sido sobornado; ya sabe usted, cosas de Silva y de los “ginos”

Confirma Juan Manuel Portal que en Veracruz se escribió una de las páginas más deleznables de la historia de México. Esa historia se valió además de ciertos medios de comunicación que se pusieron al servicio de los saqueadores, de los corruptos ladrones. De eso habló también Juan Manuel Portal en entrevista con Carmen Aristegui.

Como si de una telenovela se tratara, varios medios de comunicación, particularmente los llamados “ginos”, inventaron que los señalamientos que hacía Juan Manuel Portal en contra del gobierno de Veracruz era porque éste no había recibido el soborno acordado para quedarse callado. Esos medios oficialistas acusaron de corrupción al auditor y hasta crearon historias sobre qué pudo pasar con el dinero faltante, señalando que ese dinero se lo había quedado Mauricio Audirac.

Juan Manuel Portal declaró que sobre esta mentira hizo una denuncia ante la Fiscalía del estado a cargo de Luis Ángel Bravo, pero que en realidad no pasó nada. ¿A quién le gustaba armar estos entramados durante el gobierno de Javier Duarte? A un funcionario de Comunicación Social cuyo nombre empieza con A de Alberto y cuyo apellido empieza son S de Silva.

Juan Manuel Portal señala que la Secretaría de la Función Pública y PGR no hicieron nada por detener saqueo en Veracruz

Contundentes las declaraciones de Juan Manuel Portal, auditor superior de la Federación sobre el caso Veracruz. Para Juan Manuel del Portal lo que sucedió en Veracruz es inaudito, increíble. El auditor señaló que la ASF estuvo advirtiendo sobre lo que sucedía en Veracruz a varias instancias a nivel federal, sin embargo, nadie hizo nada.

Señala del Portal que Veracruz acumula el 50 por ciento de las observaciones de todos los estados. Veracruz no ha podido solventar 34 mil millones de pesos del presupuesto otorgado, de esos 34 mil millones ya hay denuncias por 16 mil millones de pesos. En entrevista en Aristegui Noticias, Juan Manuel del Portal señala que en Veracruz se dio el caso de cuatro mil 700 millones de pesos que se solventaron, se depositaron como devolución, pero que después se volvieron a sacar.

El auditor señala que en Veracruz son responsables los secretarios de Finanzas, tesoreros y hasta los contralores. Y en el caso de la federación, desde la Secretaría de la Función Pública así como la Procuraduría General de la República, quienes no hicieron nada a pesar de estar advirtiendo y denunciando. Si esto no es indicativo de la complicidad entre el Gobierno Federal con Javier Duarte, uno no entendería que más evidencia quieren.

Fidel siempre será Fidel

Desde su escondite, el exgobernador Fidel Herrera Beltrán declara vía telefónica: «Serví a Veracruz con toda emoción hasta el 30 de noviembre de 2010. Nada después de esa fecha es de mi responsabilidad». A Fidel Herrera se le olvidan unas cuantas cosas, que le contradicen. Por ejemplo, la famosa bursatilización, esa estrategia financiera que sigue representando una carga para el estado y que seguirá representando para varios sexenios por venir.

El dinero de esa bursatilización fueron recursos que se entregaron al gobierno de Herrera Beltrán y que se dilapidaron o se repartieron entre la clase gobernante de esa época.

Fidel mismo obligó a muchos municipios a que bursatilizaran recursos, y una vez que esos recursos llegaban él también les echaba mano. Pero su mayor responsabilidad fue dejar a Javier Duarte en el gobierno de Veracruz a sabiendas de la clase de sujeto que era.

Sólo por eso merecería entrar a la cárcel, pero imponer como sucesor a un ladrón no está tipificado como delito en Veracruz. Ahora Fidel dice que nada de lo sucedido después del 2010 es su responsabilidad. ¡Qué caradura! Fidel Herrera siempre será Fidel Herrera.

Que van a correr de su trabajo al que pidió muerte para los Voladores de Papantla

No deja de sorprendernos la cantidad de imbéciles que pululan en las redes sociales. Algunos tienen la decencia de mantenerse callados por miedo a ser descubiertos, pero otros buscan la manera de que sus estupideces seas voceadas por los demás.

Tal es el caso de Roberto Carlos Vega Monroy, un empleado de la Secretaría de Educación de Puebla quien se atrevió a pedir que se diera muerte a los Voladores de Papantla: «Hagamos patria y exterminémoslos; ellos sólo viven de nuestros impuestos sin aportar nada, son unos chupa sangre».

El sujeto no sólo muestra una gran ignorancia al calificar que quienes mantienen vivas nuestras tradiciones no hacen nada por el país, sino que muestra una gran discriminación por nuestras etnias, las cuales hacen un gran esfuerzo por seguir vigentes en estos tiempos de modernidad.

Afortunadamente sus comentarios sólo provocaron una reacción de repudio en contra de él, al grado de que las autoridades del gobierno de Puebla están decididas a cesar a este sujeto de su trabajo como director técnico de Telesecundarias Federales en la Secretaría de Educación Pública.

Héctor Yunes y Alejandro Montano, hechos de la misma materia

Que nosotros sepamos, quien se la jugó con Héctor Yunes Landa en la pasada elección a gobernador fue José Luis Santiago; que nosotros sepamos, quien aportó no sólo su capital político, sino además dinero de sus bolsillos para la campaña de Héctor Yunes fue José Luis Santiago. A quien se le veía en la campaña, haciendo los recorridos fue al “Negro” Santiago, no entendemos entonces por qué Héctor Yunes, en lugar de apoyar a su amigo, como él lo hizo con su campaña, sale a dar la cara por Alejandro Montano.

Ahí va Héctor Yunes, muy orondo al lado del que fuera el hombre fuerte en los tiempos de Miguel Alemán y el hombre débil desde que la fidelidad pisó Veracruz. Ahí va Héctor Yunes apoyando a Alejandro Montano, el egresado de la Universidad de San Luis, como si se hubiese visto a Montano en la campaña de Héctor Yunes.

Pero que no extrañe, esa es la manera cómo Héctor paga los favores a los amigos, es muy de Héctor dar la espalda cuando el amigo ya no tiene que aportar más. No extraña porque después de todo Héctor Yunes y Alejandro Montano están hechos de la misma materia, de esa miasma política con que se forja a los traidores.

Caminito a elecciones; van todos los animales, los que no tienen qué hacer

¿Por qué ha tantos que buscan una alcaldía, una diputación, una senaduría, una gubernatura o una presidencia de la República? Porque saben que de llegar ahí se pueden servir a manos llenas. Y ahora sí, en épocas de elecciones todo mundo, como en la canción de Cri-Cri, cada miembro del reino animal, desde ratones, vacas, mapaches, chivos, chachalacas, tlacuaches y demás fauna nociva, agarra caminito a elecciones (A ritmo de la canción original):

«Caminito a elecciones, apurándose a llegar,/con sus firmas bajo el brazo, va todo el reino animal./El ratón que ya ha robado, ya se siente pavo real./Y en la boca lleva el perro, el hueso que va a tragar./Cinco mapaches bien amañados,/alzando los pies,/van para el OPLE entusiasmados de ir por primera vez./Caminito a elecciones, porque no quieren perder,/van todos los animales, los que no tienen qué hacer./El camello con mentiras y la vaca lleva más,/y un pequeño elefantito da su moche pa’ pasar./No falta el león, monos también;/y hasta un tiburón./Porque si ganan siempre que quieran/pueden robar mejor./La nauyaca por escrito/ha pedido a Santaclós/que la ayude a hacer timos/para ganar la elección,… para ganar la elección».

Los dos sexenios que echaron a perder a todos los servidores públicos

Para agravar más el concepto de servidor público, en Veracruz tuvimos dos sexenios en los que el servidor público fue más allá de servirse de los ciudadanos. En estos dos últimos sexenios los servidores públicos, a quienes se les encargó un presupuesto que debería ser para el beneficio común, fue tomado como patrimonio personal. Hubo casos verdaderamente lamentables de servidores públicos que primero hacían cálculos de todo lo que se podían robar y ya lo que les sobrara era para el beneficio de la comunidad.

Por supuesto de esas prácticas no quedaron exentos los alcaldes. No por nada los organismos auditores tienen tanto señalamiento por el presupuesto mal ejercido de sus municipios. No obstante estos señalamientos, pocos alcaldes son llamados a cuentas, pocos son encarcelados por el saqueo en su municipio, muchos logran pagar a los auditores para que les acomoden las cuentas y con ello consiguen impunidad.

Impunidad, esa es la palabra clave en el sistema político mexicano; impunidad, ese es el santo al que se encomiendan los servidores públicos que han robado y esa es la medallita que llevan colgada en el cuello muchos aspirantes a servidores públicos. Por eso hay tantos que buscan una alcaldía, una diputación, una senaduría, una gubernatura o una presidencia de la República, porque saben que de llegar ahí, se pueden servir a manos llenas.

¿Qué es un servidor público?

Un servidor público, habría que recordar a todos los que busca serlo, es una persona que se emplea para brindar un servicio a los ciudadanos, desde el puesto o la trinchera que le toque. Un presidente de la República, un regidor, un director de oficina o jefe de departamento, todos ellos son servidores públicos. Bueno, si lo pensamos mejor, hasta un periodista es un servidor público, pues con su labor coadyuva con un gobierno para brindar el derecho a la información.

Extraña pues que tantos sujetos quiera ser servidor público, si por definición el sujeto quedaría como empleado de los ciudadanos. ¿A poco tanto huevón quiere ser empleado de los demás? La explicación puede estar en lo distorsionado del servicio público en nuestro país.

En México, una persona común obtiene un cargo como servidor público y de inmediato deja de tocar el suelo. Sus actitudes cambian; sus atenciones y cortesías cambian; su forma de vestir y hasta su forma de tratar a las personas cambia. Cómo ha de afectar ser servidor público en este país que hasta la persona cambia sus gustos y sus amistades. En resumen, una persona común, sin preparación, una vez que se hace servidor público, cambia su forma de ver la vida. Porque en México el servidor público se sirve del público.

Página 4 de 378« Primera...23456...102030...Última »