Xalapa Antiguo, un proyecto loable que debe continuar

Qué pena que un proyecto tan loable como Xalapa Antiguo esté entre dimes y diretes. Quienes conocemos este proyecto nos deleitamos con el material gráfico que se publica y que nos remite a esas épocas pasadas de nuestra infancia y nuestra juventud. Habría que decir que hace algunas décadas no era común que una persona tuviera una cámara fotográfica como ahora que cualquiera tiene la posibilidad de tomar una impresión del instante.

Xalapa Antiguo reúne el material gráfico, lo comparte y lo contextualiza. Recientemente se reportó una denuncia en contra de Jorge Díaz, presidente de Xalapa Antiguo por personas que se dicen miembros de esta asociación. Sin embargo, la denuncia que pusieron sólo fue mediática, porque no acudieron con sus pruebas a las instancias legales para que su denuncia tuviera viabilidad. Si lo único que pretenden es desprestigiar a esta asociación, lo están consiguiendo, pero no es justo si el propósito de este desprestigio tiene sólo intereses mezquinos.

Si hay pruebas en contra de quien dirige esta asociación que las presenten para que se proceda, pero si no las tienen, los que se ponen en evidencia son los que hacen de la denuncia mediática un instrumento para la maledicencia.

El proyecto editorial de la UPAV, ¿cómo surge?

Hace tres años, cuando Américo Zúñiga estaba por ser alcalde de la ciudad de Xalapa, le pedí a mi amigo Uriel Rosas que me recomendara con él para estar en la coordinación de publicaciones del municipio. Mi amigo Uriel lo comentó con el profesor Guillermo Zúñiga, quien le dijo que él no estaba interviniendo para nada en las decisiones de su hijo. Sin embargo, el profesor, que ha sido siempre un gran promotor del libro y la lectura, le dijo que me jalara a la Universidad Popular Autónoma de Veracruz para iniciar el proyecto editorial de esta institución.

El proyecto editorial de la UPAV inició con dos personas, mi amigo de la universidad Óscar Torres y un servidor. Por supuesto, iniciar el proyecto editorial de cualquier institución requiere tener muy claros sus objetivos y sus alcances. Después de dialogar con el profesor Zúñiga, éste me dio plena libertad para desarrollar las colecciones que se requirieran, así como concertar con algunos autores que pudieran entregarnos alguna obra.

Empezamos por definir el tamaño de nuestros libros, la caja, el tipo de letra y demás paratextos que debe llevar un libro: Cuarta de forro, solapas, tipo de portada, sellos editoriales, sellos oficiales. Así las colecciones empezaron a surgir. Colección Premios Nacionales para autores que hubiesen obtenido algún reconocimiento anticipado por su trabajo. Dentro de esa colección había un sello para poesía (Caída libre) y un sello para narrativa (Tierra firme). La siguiente fue la Colección Testimonios, para trabajo periodístico o de crónica. Creamos también la Colección Nueva Pedagogía Social, donde colaborarían autores con obra didáctica o de investigación.

A tres años, Morena es el rival a vencer en las elecciones presidenciales de 2018; su fortaleza: AMLO

El 14 de julio de 2014 fue registrado ante las autoridades electorales Morena (Movimiento de Regeneración Nacional), las expectativas de su fundador Andrés Manuel López Obrador, estaban muy bien definidas: crear una plataforma para arrebatarle el poder al PRI. Hoy Morena es el partido político de mayor crecimiento y blanco de los ataques sistemáticos del Gobierno Federal.

El desgaste de los partidos tradicionales y la brutal corrupción e impunidad ha permitido que la filosofía morenista caiga en terreno fértil. La mala administración de los bienes recaudatorios y los malos efectos de la aplicación de las reformas energética y educativa, también ha permitido que Morena sea vista como una verdadera alternativa del cambio que necesita el país.

El punto débil que tiene Morena son sus propios seguidores; algunos rayan en un fundamentalismo radical que no permite la mínima crítica hacia el de Macuspana, Tabasco; y es que Morena tiene en sus filas a todo tipo de personas, algunas que desconocen la cultura política y que solo se conducen por la frustración y necesidad del cambio, en otras palabras el hartazgo las conduce.

Ya detuvieron a Audirac, y Carlos Aguirre, su cómplice, ¿cuándo?

Por cierto, otro de los implicados junto con Audirac en lo que tiene que ver con desvío de recursos es Carlos Aguirre. En este portal hemos dado a conocer los excesos de este funcionario mientras tuvo a la mano los dineros del presupuesto veracruzano: «De acuerdo con el tabulador oficial, un subsecretario de despacho como lo fue Carlos Aguirre tenía un sueldo de 52 mil 300 pesos mensuales. Pues esos 52 mil pesos mensuales le alcanzaban para tener a sus hijos en los colegios más caros de Xalapa, con chofer y guarura todo el día; le alcanzaba para mandar en auto de lujo y chofer a la esposa y a la amante a los mejores salones de belleza de la ciudad de México, todos en Polanco.

»Le alcanzaba para contratar a Ximena Sariñana, a Belinda o a Margarita “la diosa de la cumbia” para sus fiestas; con ese dinero compró propiedades al por mayor, casas en diferentes partes de la república. Se sabe además que todo el personal que labora en la casa de Carlos Aguirre, el personal de servicio de su suegra, y el personal de servicio de sus casas chicas, todos ellos cobrando en Finanzas. Ya ven, con 52 mil pesos mensuales uno puede ser dueño del mundo». A este sujeto también queremos verlo en la cárcel, para que la justicia sea pareja.

Un año de prisión preventiva a Mauricio Audirac; se le acusa de delito de coalicion

De momento Mauricio Audirac se quedará un año en Pacho Viejo, pues eso es lo que la juez Aleyda Sosa Jiménez determinó como medida precautoria. El delito del que se le acusa es coalición de servidores públicos, lo que según un diccionario jurídico se define de la siguiente manera: «Cometen el delito de coalición de servidores públicos, los que teniendo tal carácter se coaliguen para tomar medidas contrarias a una ley o reglamento, impedir su ejecución o para hacer dimisión de sus puestos con el fin de impedir o suspender la administración pública en cualquiera de sus ramas».

Uno de los temas relevantes por los que se le acusa a el exsecretario de Finanzas se refiere a los dos mil 300 millones de pesos del Seguro Popular que se desviaron hacia esa dependencia. Por supuesto, se espera que en ese año que va a estar guardado se le encuentren más delitos al señor Audirac.

Audirac, el exsecretario Louis Vouitton o Mauricio “N”, el “chavoruco”

Circula ya en las redes sociales la fotografía del llamado Mauricio “N”, que no es otro que uno de los tantos exsecretarios de Finanzas de la administración de Javier Duarte. Mauricio Audirac fue detenido en Puebla y trasladado al penal de Pacho Viejo Veracruz donde tendrá como compañeros de prisión a sus excompañeros de gabinete: Flavino Ríos Alvarado y Arturo Bermúdez Zurita, además del líder de los 400 Pueblos, César del Ángel.

En la foto que circula llama de inmediato la atención la indumentaria de Mauricio Audirac, quien calza unos zapatos Louis Vouitton de 500 euros, un cinturón de la misma marca de 400 euros y unos pantalones True Religion de tres mil 500 pesos.

Audirac viste como “chavoruco”, un tanto kitsch la indumentaria pues resalta demasiado la marca LV. Por cierto, en el catálogo Louis Vouitton no encontramos prendas con marcas LV de ese tamaño; en una de esas tanto el cinturón como los zapatos los adquirió en Tepito y son “made in China”.

Pacho Viejo pronto tendrá gabinete completo; ya hay gobernador y secretarios de Seguridad y Finanzas

Circula en redes sociales el siguiente mensaje: “Pronto el penal de Pacho Viejo será un estado. Ya tiene gobernador, secretario de Seguridad Pública y hoy, secretario de Finanzas”. Esperemos que pronto caiga también la exvocera de Duarte, Madame Gina, el tesorero Tarek Abdalá, el exsecretario de Educación Adolfo Mota, el secretario de Sedarpa, Ramón Ferrari, el de Turismo Harry Grappa y así cada uno de los que participaron en el saqueo.

Cierto que a quien más esperamos en la cárcel es a Javier Duarte, pero qué se puede hacer si es a la justicia federal a quien le corresponde atraparlo. Siendo que, como se ha comprobado, Peña Nieto fue cómplice de Duarte, lo más seguro es que no lo atrapen y dentro de poco lo den por muerto. Pero de ocurrir esto último los veracruzanos exigiremos ver su cuerpo.

La ley iguala a las personas; todo abusador tendrá que ser tratado como Diego Cruz

La manera como se aplique una ley crea precedente para que en lo sucesivo otros sujetos sean tratados de la misma manera como se aplicara la ley original. Si se permite que los argumentos del juez González Hemadi sobre el abuso sexual prevalezcan, así se tendrá que tratar a otros sujetos que actúen de la misma manera que el sujeto amparado, porque la ley iguala a las personas. Los mismos libros de leyes enseñan que «todas las leyes humanas son aproximaciones a lo verdaderamente justo». Lo justo es lo recto, quizá por ello la carrera de leyes se llame Derecho, porque se busca que la ley conduzca por un camino recto, derecho.

La justicia debe estar por encima de la ley. La ley sólo es el lápiz que dibuja una línea recta, una línea justa. Cuando alguien tuerce la ley, la línea justa deja de serlo. Volvamos al caso de los secuestradores. A estos sujetos los atrapan infraganti, con las víctimas amagadas. Pero digamos que la ley dicta en el procedimiento para atraparlos, que se debió entrar por la puerta y no por las ventanas, como lo hicieran los policías.

Es por ello que el juez libera a los secuestradores, porque no siguieron correctamente el procedimiento de captura. El juez cumplió con lo escrito por las leyes, pero no ejecutó justicia. Eso pone en riesgo a la sociedad, porque no se usó el sentido común.

La ley en palabras de Marguerite Yourcenar

Para esos jueces leguleyos, que sólo buscan un resquicio en la ley, para evadirla, van estas palabras de la escritora belga Marguerite Yourcenar: «Tengo que confesar que creo poco en las leyes. Si son demasiado duras, se las transgrede con razón. Si son demasiado complicadas, el ingenio humano encuentra fácilmente el modo de deslizarse entre las mallas de esa red tan frágil. (…) Las más remotas (leyes) participan del salvajismo que se esforzaban por corregir; las más venerables siguen siendo un producto de la fuerza.

»La mayoría de nuestras leyes penales sólo alcanzan, por suerte quizá, a una mínima parte de los culpables; nuestras leyes civiles no serán nunca lo suficientemente flexibles para adaptarse a la inmensa y fluida variedad de los hechos. (…) Los filósofos griegos nos han enseñado a conocer algo mejor la naturaleza humana; desde hace varias generaciones, nuestros mejores juristas trabajan en pro del sentido común.

»Toda ley demasiado transgredida es mala; corresponde al legislador abrogarla o cambiarla, a fin de que el desprecio en que ha caído esa ordenanza insensata no se extienda a leyes más justas» (Memorias de Adriano).

Ley y justicia, la confusión de los jueces

Y algunos abogadillos se dieron a la tarea de defender el amparo que a Diego Cruz otorgara el juez Anuar González Hemadi. Esos abogados creen que porque pasaron por la escuela de leyes tienen el patrimonio exclusivo de la justicia; sólo ellos pueden hablar de leyes, porque sólo ellos entienden de leyes. Recurrentemente estos abogados confunden la ley con la justicia y mercan cualquier argumento señalando que, aplicando la ley, ejercen justicia. Hace poco se supo de un juez que dejó libres a unos secuestradores quienes fueron detenidos en una casa de Jáltipan donde tenían amagadas a sus víctimas.

A pesar de las pruebas, a pesar de que las víctimas identificaron a sus captores, el juez dejó libres a los criminales por irregularidades en la captura. Poco después dos de esos secuestradores fueron atrapados en otro lugar con otras víctimas de secuestro. La manera como ese juez aplicó la ley puso en riesgo la vida de otras personas. Afortunadamente los secuestradores fueron atrapados.

Pero hay casos en que los jueces, por su interpretación de la ley, dejan libres a los delincuentes que salen y cometen robos, secuestros y asesinatos que pudieron haber sido evitados si a la interpretación de una ley se le añade el sentido común. Esos jueces pueden presumir que cumplieron con la ley, pero nunca podrán decir que ejercieron justicia.

Página 20 de 419« Primera...10...1819202122...304050...Última »