Las encuestas en Facebook sobre candidatos en Veracruz; torpes, ociosas e ilusas

Facebook
Encuestas de Facebook FOTO: WEB
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / No falta en estos días el ocioso que pone en su cuenta de Facebook alguna encuesta para sondear quién es el candidato con mayores preferencias, ya sea para la gubernatura o para la presidencia de México. Esos ociosos ignoran que una encuesta requiere de un procedimiento metódico, matemático y estadístico. Se requiere de una muestra bien estudiada de individuos con características similares que dan referencia de una población más grande. Facebook es una comunidad diversa, no es una muestra. Si usted pone una encuesta para saber quién es el mejor candidato para la gubernatura de Veracruz, le pueden llegar votos de Canadá, de Rusia, de Monterrey, de la Ciudad de México y también de Veracruz. Facebook no aísla, engloba. Pero ahí están los ociosos que se quieren pasar de listos y ponen sus encuestas y las publican como una verdad de “dos pesos”. Se suben al trono de su verdad y cuidado con querer bajarlos, porque tildan a quien no esté de acuerdo con él, como vasallo de la mentira.

Ninguna ciudad de Veracruz entre las 100 más fatales. ¿por qué ninguna?

Pues no, ninguna ciudad de Veracruz aparece en el ranking de “Las ciudades más fatales en América Latina”. Uno esperaría que al menos Coatzacoalcos, que últimamente se ha convertido en una ciudad donde los asesinatos, secuestros y extorsiones han sido cosa de cada semana, apareciera; pero no. Entre las 100 ciudades más fatales de América Latina aparece San Salvador en primer lugar y después dos ciudades de Brasil: Campina Grande y Joäo Pessoa. La primera ciudad mexicana aparece en el lugar 49 y es Chihuahua. En esa lista también aparece Ciudad Juárez, Acapulco, León, Hermosillo y la Ciudad de México. Mérida, la que en un tiempo se presumía como una de las más pacíficas aparece en el lugar 95, muy lejos del primer lugar, pero aparece. Ahora bien, una de las explicaciones que encontramos por las cuales no aparece ninguna ciudad de Veracruz entre las más fatales, es porque el estudio se hizo sobre accidentes de tránsito, y no por muertes violentas. ¡Ya nos extrañaba!

¿A alguien le importa todavía lo que diga el subcomandante Marcos, a no, “Galeano”?

Tuvo su momento, se carteó con las mentes más brillantes de este país; se volvió en un icono de la lucha revolucionaria en todo el mundo. Todo eso todavía lo tuviera como un “Che” mexicano, de no ser por su incongruencia, sospechosamente despertada en los momentos en que el país necesita un cambio. Nunca estuvo de acuerdo con López Obrador y no se le reprocha. Lo que se lamenta es que no haya mostrado su repudio por la instalación de los regímenes que pasaron, dos panistas y uno priista. Pero siempre que se asoman las elecciones, “Galeano”, antes Marcos, sale a decir las mismas sandeces poéticas que le enseñó su “Durito”, un personaje ficticio para las mentes infantiles de este país; un personaje diseñado parta la puerilidad política de los mexicanos que todavía creen que el cambio se va a lograr por una revolución armada. A unos días de acabar el año, y a unos meses de las elecciones presidenciales de 2018 vuelve “Galeano”, antes Marcos, a robar cámara a llenarnos de su idiotez poética. Tuvo su momento, pudo ser un héroe, pero se dejó comprar.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *