Refinanciamiento de la deuda en Veracruz; una buena y una mala

Ahorro
El Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares anunció que con el refinanciamiento de la deuda pública se logró un ahorro de 2 mil millones de pesos anuales para el Estado, los cuales se destinarán a tareas sustantivas como la seguridad pública, salud y educación FOTO: CGCS
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / La buena es que los veracruzanos nos ahorraremos 2 mil millones de pesos en el pago de una deuda heredada de 46 mil millones de pesos. Esos 2 mil millones de podrán servir para muchas cosas, esperamos que buena parte se utilice para garantizar la seguridad de los veracruzanos o para programas sociales; ojalá parte de ese dinero no se vaya a gasto corriente y por qué no, ojalá ese dinero sirva para recuperar algunas plazas para trabajadores que han perdido su trabajo. La mala noticia es que junto con la noticia del refinanciamiento de la deuda el gobernador Yunes Linares puso como ejemplo que esos 2 mil millones ahorrados equivalían al 100% de la nómina a pensionados en el 2018. Poco después el gobernador dijo que pensionados y jubilados recibirían su pago completo. Es decir, Reynaldo Escobar recibirá sus 90 mil pesos mensuales de pensión, lo mismo que Raúl Arias Lovillo, Nohemí Quirasco, Xóchitl Adela Osorio y Alberto Uscanga Escobar recibirá 106 mil pesos mensuales de pensión y todavía no sabemos que hizo para merecer eso. Todos ellos pueden dormir tranquilos porque tendrán una dulce navidad y un próspero año nuevo gracias al refinanciamiento de la deuda.

Los halcones de Xalapa, pero no los que juegan básquetbol

Uno de los oficios que más auge tuvo en los tiempos que la delincuencia hizo de Veracruz su plaza fue la de “halcón”. Por supuesto no estamos hablando de jugadores de básquetbol, sino de esos vigías que todavía se paran en cada esquina de la colonia para observar el movimiento de la policía, Ejército o Marina. Pero esos halcones también vigilaban a los vecinos y negocios para advertir a los “jefes” si el vecino tenía recursos o si el negocio era próspero para ir a asaltarlo. Por lo regular eran chamacos que, de lo que les pagaban los jefes, sacaban para su vicio o para su subsistencia. Pero también los servidores públicos sirvieron de halcones. Ahí está el video famoso de los oficiales de tránsito que eran advertidos por los enlaces del crimen organizado de que si no le entraban al servicio de halconeo, pues que se atuvieran a las consecuencias. Pero, ¿cómo combatir a los halcones? ¿Cómo fincarles un delito si lo único que ellos hacen es poner el dedo sobre la víctima? ¿Se les puede aprehender de alguna manera? El daño que causan es grave, no pueden andar impunes.

Ángel Isaac Ochoa Pérez, como buen marchante, vende bara-bara a Anilú

¿Ya se dio usted cuenta quién está atrás de Anilú Íngram al momento de que el presidente Peña le da un saludo el día que visitara Veracruz? Pues nada más y nada menos que el delegado de la Secretaría de Gobernación, el señor Ángel Isaac Ochoa Pérez. Este señor delegado, por encargo de Osorio Chong, se “olvidó” de invitar a otros delegados veracruzanos a la visita del presidente, pero no se olvidó de invitar a Anilú Íngram, la favorita del “señor”. De hecho, él es el que empuja a Anilú a que se ponga al frente de la comitiva para que el presidente alcance a saludarla. Ángel Isaac, como buen marchante, anda vendiendo bara-bara al talento de televisión para que ésta alcance el Senado de la República. Sólo que no le va a resultar muy fácil porque aun cuando Anilú sea la candidata y encabece la fórmula priista al Senado, es muy probable que pierda, incluso es probable que no quede ni en segundo lugar. Pero se sabe que el PRI no tiene intención de que su fórmula para el Senado sea encabezada por una mujer, el PRI quiere que un varón la encabece y ahí, ni aunque pongan al “Chino” Chong de cabeza, Anilú podría llegar al Senado. Anilú es candidata perdedora, ¿ya se les olvidó?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *