Algunos ingenuos extrañan al Tío Fide; o ¿extrañarán las migajas del poder?

Xalapa, Ver. El ex gobernador de Veracruz Fidel Herrera Beltrán, FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER.

De verdad que algunos ingenuamente creen que se puede manipular el criterio de la gente que lee y se informa oportunamente. Resulta que, con la aparición fortuita de Fidel Herrera Beltrán a una junta de exgobernadores, algunos comenzaron a lanzar loas al oriundo de Nopaltepec y a ponerlo casi casi como el Santo Niño de Atocha. Creen que los veracruzanos se chupan el dedo; estos escribanos olvidan el repudio generalizado que se le tiene a su persona.

Olvidan que dejó cientos de puentes y obras inconclusas, olvidan que gracias a este siniestro personaje los grupos delincuenciales hicieron de las suyas a lo largo y ancho del estado. Se les olvida también, que gracias a este señor la deuda se multiplicó por la charada llamada bursatilización. Fidel Herrera es indeseable, no es querido en Veracruz, que no se olviden que, gracias a este señor, Javier Duarte fue gobernador. Su engendro, con las mismas características de su padre putativo, robo a manos llenas emulando a su creador.

No, no hay que confundir, Herrera Beltrán tiene un negro pasado y, sobre todo, tiene cuentas pendientes con la justicia. Es cierto, hay quienes extrañan a Fidel Herrera y a su jauría, pero son pocos, sólo son los que disfrutaron de las migajas del pinche poder. Esos son los que añoran la presencia de un sujeto que es indeseable por la mayoría de los veracruzanos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *