Desfalco en Sedarpa de 274 millones de pesos; con esto Ferrari Pardiño se gana su pase a Pacho Viejo

Xalapa, Ver. Comparecencia del secretario de SEDARAPA Dr. Ramon Ferrari Pardiño ante diputados de la LXIV Legislatura de Veracruz, con motivo de la glosa del VI Informe de gobierno FOTO: MIGUEL ANGEL CARMONA/FOTOVER

Ramón Ferrari Pardiño fue un funcionario del gobierno de Javier Duarte que pecó de corrupto y de ingenuo. Javier Duarte lo puso en la Sedarpa sin merecimientos, así como Fidel Herrera puso a su hijo Antonio Ferrari como titular de Finanzas a unas semanas de terminar su sexenio. Ambos fueron puestos como tapaderas, como funcionarios monigotes a los que hacían como se les pegaba la gana.

Cuentan los mismos trabajadores de la Sedarpa que apenas llegaban recursos para apoyos a los campesinos y Ferrari recibía una llamada de Duarte o de Finanzas quienes le exigían más de la mitad de esos recursos. Si llegaban 100 millones Duarte le pedía 70 millones. Cada que Ferrari le decía que todo ese dinero había de justificarlo, en Finanzas le decían «ahí tú ve cómo». Por esos lo de las facturas solicitadas a productores, facturas que uso Ferrari para solventar gastos, pero que nunca pagó a los campesinos.

El daño patrimonial en Sedarpa es de 274 millones 265 mil 519 pesos. Con esto por supuesto que Ferrari Pardiño se ganó su pase a Pacho Viejo. Mientras tanto el sector campesino quedó desprotegido, pues todos los recursos que llegaban a Veracruz, o se los quedaba Duarte, o se los quedaba Pardiño; porque eso sí, el secretario se quedaba con su obligada comisión.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*