Muere mujer en clínica del ISSSTE por negligencia

ISSSTE
Una mujer perdió la vida en la clínica del ISSSTE por negligencia médica. Se trata de la maestra Ana María Ramírez Coronado, de 42 años de edad, quien recibió un mal diagnóstico con colitis nerviosa y hasta un embarazo ectópico, cuando sufría apendicitis aguda FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. Una mujer perdió la vida en la clínica del ISSSTE por negligencia médica.

Se trata de la maestra Ana María Ramírez Coronado, de 42 años de edad, quien recibió un mal diagnóstico con colitis nerviosa y hasta un embarazo ectópico, cuando sufría apendicitis aguda.

Su viudo, Roberto Montes Camacho indicó que se trata del primer caso de negligencia médica desde la llegada de Elizabeth Morales García al cargo como delegada del ISSSTE en Veracruz.

Los familiares denunciaron que el ISSSTE ni siquiera facilitó una ambulancia para el traslado de la mujer a la capital del país, toda vez que la clínica de Xalapa carece de medicamentos y equipamiento.

En próximos días, interpondrán una denuncia penal por negligencia médica ante la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Jorge Winckler Ortiz.

La profesora dejo huérfanos a dos mejores, uno de 16 y el otro de cuatro años.

Ella fue internada el pasado 23 de abril porque tenía la apéndice “reventada”. Permaneció en el lugar hasta el 9 de junio, día de su fallecimiento.

«Pero el 20 de abril yo la llevé al ISSSTE con un dolor muy fuerte y el doctor le dijo que por su experiencia no era apendicitis sino colitis nerviosa. El domingo 23 regresamos con el mismo dolor y queda internada y otro médico dijo que podría tratarse de un embarazo ectópico. El lunes 24 de abril la intervinieron, entraron el médico y el ginecólogo y cuando salió el ginecólogo de la operación dijo que tenía reventado el apéndice», añadió el viudo.

La paciente fue intervenida nueve veces quirúrgicamente, situación que los médicos ocultaron a los familiares.

«Tuvo nueve intervenciones quirúrgicas. Los doctores nunca nos dijeron la verdad de lo que estaba pasando. La negligencia es desde el inicio porque a ella la diagnosticaron mal. Las carencias que hay en el hospital del ISSSTE de aquí de Xalapa son bastantes, desde un tripié y que tuvimos que conseguirlo por nuestra propia cuenta, medicamento que tuvimos que comprar. Veinte días antes de su fallecimiento nosotros pedíamos que fuera trasladada a la Ciudad de México para recibir las atenciones necesarias, porque los 46 días que ella estuvo en cama estuvo con la herida abierta», culminó el quejoso.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*