Sara Ladrón de Guevara, arrastra el prestigio de la UV por el bar “Chico Julio”

UV
Rodolfo Mendoza en el famoso bar Chico Julio de la ciudad de Xalapa FOTO: LBP
- en Carrusel, Investigación, Opinión

Armando Ortiz / El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se ha mostrado agradecido por el respaldo que le diera la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, en los momentos de la transición y en la elaboración del Plan Veracruzano de Desarrollo. Pero más agradecido debería estar el gobernador Yunes Linares ante el hecho de que Sara Ladrón de Guevara no aceptara formar parte de su gabinete. Esto lo decimos porque mientras las aguas se calman, poco a poco salen a relucir las torpezas de una rectora que de siempre ha sido cuestionada.

A principios de su rectorado Sara acudió a una reunión con la organización Otero Ciudadano de la que un servidor es miembro fundador. En esa ocasión Sara nos habló de los muchos proyectos que tenía y de su voluntad por cambiar algunos vicios que Arredondo y Lovillo habían dejado a su paso por la UV. En mi intervención le señalé algunos puntos a la rectora, uno de ellos referente a las plazas de investigador que se daban a personas que no tenían los méritos y que cobraban en la UV a pesar de no estar cubriendo esa plaza.

El ejemplo que presenté fue el de Leticia Perlasca Núñez, de quien mostramos un documento que señala que en el año de 2005 ella ya tenía una plaza de tiempo completo de técnico académico en el Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores de las Ciencias Administrativas de la UV. El documento es un acta de consejo técnico firmada por Teresa García López, Juan Manuel Ortiz García, Adolfo Fernández Torres, Francisco Meléndez Hernández, Beatriz Meneses Aguirre y Milagros Cano Flores; todos ellos integrantes del consejo técnico. En esa sesión del 19 de febrero de 2008 en el sexto punto de la orden del día se discutió la “determinación del proceso para cubrir el interinato por persona de la plaza de tiempo completo de técnico académico de la C. Lic. Leticia Perlasca Núñez, quien solicitó licencia sin goce de sueldo a partir del tres de enero de año 2005”.

Sara Guardó un ominoso silencio, silencio que algunos periodistas como Paco Licona exigieron rompiera para contestar mi cuestionamiento.

Sara no ha hecho nada para poner en su lugar a esos investigadores “patito”, que siguen cobrando en la UV, pero cuando Sara hace algo de plano la riega, por lo que ya no se sabe si es mejor que sea omisa u ocurrente. Y es que en sus más recientes nombramientos se trajo a la UV a uno de los gemelos Trujillo, a Raúl, quien cada cambio de sexenio llegaba con el nuevo secretario de la SEV con los maletines llenos de documentos para incriminar a el secretario de Educación que salía. Sólo que en esta ocasión Abel Cuevas, oficial mayor de la SEV de plano lo mando a volar y Sara, que es tan caritativa, le puso la dirección de Recursos Materiales para que anidara.

Pero lo que de plano es el colmo es la llegada de Rodolfo “Chico Julio” Mendoza, extitular del IVEC, donde de plano no hizo más que convenios con escuelas de idiomas. Todos saben de los problemas de alcoholismo de Mendoza Rosendo, todos se enteraron de su afición por seguir la juerga en el bar “Chico Julio” de la calle Victoria en horario de trabajo; todos menos Sara, a quien no le importó la mala reputación de este sujeto y lo puso a coordinar la Feria Internacional del Libro Universitario de la UV.

Rodolfo Mendoza también se alió a Karime Macías para quitarle la tutela a la familia de Sergio Pitol y así lucrar juntos con su nombre. Las infamias de este sujeto han llegado hasta el centro de la República, por cierto, ha trascendido que una editorial importante ha cancelado su participación en la FILU para no tener que tratar con este sujeto. Asimismo, los arreglos avanzados para la presentación de Anabel Hernández en la FILU se echaron para atrás al saber que quien coordinaría la feria sería Rodolfo “Chico Julio” Mendoza.

Pero a Sara Ladrón de Guevara eso no le importa, no le importa que el prestigio de la UV se arrastre por los bares mañaneros de Xalapa, no le importa porque ella poco ha contribuido a darle prestigio.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*