Peña Nieto, nada más falta que lo orine un perro; el país se le sale de control

Pensó el presidente Peña Nieto que con pedir comprensión a los mexicanos las manifestaciones iban a cesar; pensó el presidente de la República que no echar para atrás el #gasolinazo era una muestra de firmeza; pensó Enrique Peña que el pueblo lo iba a escuchar porque lo amaba, pero el caso es que en lugar de sosegar la indignación de algunos ciudadanos, sólo despertó el coraje y la rapiña de otros que aprovechándose de las manifestaciones pacíficas en contra del alza de la gasolina, se han dedicado a saquear tiendas y a destruir lo que les pongan a su paso.

La situación se está saliendo de control. Ya son varias ciudades en todo el país, incluyendo algunas de Veracruz, en la que los vándalos están saliendo a hacer su agosto. Ha trascendido que algunas de estas bandas de saqueadores están coordinada por líderes de partidos políticos, quienes ofrecen hasta mil pesos para que las personas salgan a hacer destrozos.

Un video que llegó a la redacción muestra el momento en que unos vándalos incendian una gasolinera en Joyas de Cuautitlán en el Estado de México. Esperemos que el presidente se dé cuenta que desde un mal gobierno no se puede solicitar compresión a un pueblo oprimido.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*