Javier Duarte, el gobernador que se olvidó de Veracruz

- en Carrusel, Investigación, Opinión

«El olvido en que nos tuvo,

mi hijo, cóbraselo caro».

Pedro Páramo Juan Rulfo

Carlos Hoeflich / Reportaje especial. Desde el primero de diciembre de 2010, fecha en la que Javier Duarte de Ochoa comenzó su mandato como gobernador constitucional del estado de Veracruz, ha visitado el 47 por ciento de los municipios que comprenden la entidad veracruzana; esto de acuerdo con los boletines emitidos por la Coordinación de Comunicación Social.

Primero el norte

Como parte de su promesa de campaña, el primer día se trasladó al norte del estado para dar inicio a la autopista Tuxpan-Tampico, y que a un año de dejar su mandato, aunque inaugurada, continúa sin concluirse.

Pero otros municipios del norte, con altos índices de inseguridad, no corrieron con la misma suerte y han permanecido en el olvido del gobernador; municipios como: Tampico Alto, Ozuluama, Chiconamel, Chalma, Tamalín, Tantima, Citlaltépetl, Chontla, Ixcatepec, Tepetzintla, Cerro Azul, Tancoco, Chinampa, Huayacocotla, Ilamatlán, Texcatepec, Zacualpan, Tlachichilco, Benito Juárez y Castillo de Teayo.

En la región del Totonacapan, donde existe una mayor cantidad de población indígena y sede del festival internacional Cumbre Tajín, el gobernador ha sacado de su agenda de giras a los municipios de Tihuatlán, Cazones, Coyutla, Coahuitlán, Chumatlán y Coxquihui, estos últimos dos con un historial de “violencia electoral” desde 2010, lo que ha generado elecciones extraordinarias en ambos municipios.

El arte de dejar plantados

En febrero de 2014 el exsecretario de educación, Adolfo Mota, habría anunciado a las autoridades locales la visita del gobernador al municipio de Juchique de Ferrer para la entrega de mobiliario, pero éste nunca fue.

A finales de octubre de 2015, el municipio de Nautla se preparó con bombos y platillos para la “varias veces confirmada” visita de Duarte al campo tortuguero en El Raudal, pero a última hora sólo llegó Víctor Alvarado, el secretario de Medio Ambiente en su representación, causando molestia en los cientos de pobladores que lo esperaban para hacerle saber sus necesidades.

Cerca de la capital

En septiembre de 2013 corrió como pólvora el vídeo donde el gobernador acude al municipio de Altotonga a entregar maquinaria para limpiar un deslave, pero los ciudadanos comenzaron a reclamarle la falta de apoyo ocasionando la molestia del Ejecutivo, a unos cientos de metros del sitio comenzaba Atzalan otro municipio olvidado junto con los de la sierra como Colipa, Villa Aldama, Las Minas, Tatatila, Tlacolulan, Miahuatlán, Coacoatzintla, Acajete, Acatlán, Tepetlán, Jilotepec, Rafael Lucio, Ayahualulco e Ixhuacán de los Reyes.

Estuvo pero no estuvo

Entre las visitas que realizó Felipe Calderón a Veracruz, donde estuvo acompañado por Javier Duarte, destaca la inauguración de la autopista Banderilla-Perote que atraviesa el municipio de Las Vigas. Duarte de Ochoa en los cinco años como gobernador no ha visitado los municipios de Banderilla ni Las Vigas para atención, inauguración o banderazo de alguna obra.

Al sur de Veracruz, en el municipio de Texistepec en junio de 2011 el expresidente Calderón realizó una visita a la refinería General Lázaro Cárdenas organizada por Pemex, donde Duarte de Ochoa acudió como invitado. Siendo una zona de gran capital humano para la industria petrolera del país el gobernador no ha visitado el municipio para gestionar o inaugurar obras.

El centro de Veracruz abandonado

Jalcomulco en 2014 fue tema nacional por el conflicto entre la empresa Odebretch y los habitantes que viven del turismo y la agricultura en la zona. En varias ocasiones se le preguntó al gobernador sobre el proyecto de la Hidroeléctrica y él daba como prioritario solucionarlo, aun así nunca visitó el municipio, ni tampoco a sus vecinos Tlaltetela, Teocelo, Totutla, Tenampa, Sochiapa y Tlacotepec

Otros de los municipios en abandono por la presencia del gobernador son los que se encuentran en las faldas del Pico de Orizaba como: Huatusco, Calcahualco, Alpatláhuac, La Perla, Ixhuatlán del Café, Tomatlán, Mariano Escobedo, Chocamán, Ixhuatlancillo, Aquila, Nogales, Acultzingo, Rafael Delgado, Huiloapan, Camerino Z. Mendoza, Tlilapan, Magdalena y San Andrés Tenejapan.

En julio de 2015 los pobladores de Soledad Atzompa se hartaron del olvido en que los tiene el gobernador y tomaron la caseta de Fortín para exigir que se cumplieran las obras prometidas desde 2013. El mandatario estatal atendió al alcalde en el municipio de Fortín, pero no en la cabecera municipal del conflicto.

Ahí mismo, en la región de las montañas, tampoco se ha contado con la presencia de Javier Duarte en los municipios de Xoxocotla, Tlaquilpa, Tequila, Los Reyes, Texhuacán, Naranjal, Coetzala, Cuichapa y Mixtla de Altamirano; este último uno de los tres municipios más pobres de México de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de Política de Desarrollo Social.

Del Sotavento a los Tuxtlas

Continuando con la lista de municipios que no han sido visitados por el gobernador Duarte, agregamos a Tepatlaxco, Atoyac, Zentla, Tlalixcoyan, Jamapa, Soledad de Doblado, Ixmatlahuacan, Otatitlán, Tlacojalpan, Tuxtilla, Chacaltianguis, Santiago Sochiapan, Playa Vicente y Acula, donde en enero de 2015 el alcalde renunció a Movimiento Ciudadano para unirse a las filas del PRI, justificando que así gestionaría más obra para sus pobladores.

Los habitantes de Santiago Tuxtla siguen esperando la visita del mandatario veracruzano que en febrero de 2013 dio un banderazo en el municipio de Isla para la autopista de Los Tuxtlas que cruzaría dicho municipio, pero a pesar de que se han invertido más de mil millones de pesos, la obra sigue inconclusa.

En el sur quince municipios sin Duarte

Los últimos municipios que no han sido visitados por el gobernador son: Mecayapan, Soteapan, Jesús Carranza, Sayula de Alemán, Agua Dulce, Soconusco, Pajapan, Chinameca, Jáltipan, Oteapan, Zaragoza, Moloacán, Ixhuatlán del Sureste, y Las Choapas, donde la visita para inaugurar la posada de atención a mujeres embarazadas fue cancelada debido a las elecciones extraordinarias en junio del 2014.

El caso de Hidalgotitlán es muy complejo, el gobernador ha visitado los municipios circunvecinos para inaugurar obras que benefician a la región y los alcaldes de dicho municipio han estado presentes, pero nunca ha visitado el municipio.

«El olvido en que nos tuvo…»

Como resultado, más de la mitad de los 212 municipios que componen al estado de Veracruz no han sido visitados por Javier Duarte creando una percepción de distanciamiento entre el Ejecutivo y los ciudadanos veracruzanos, lo cual es parte de la crisis de imagen que tienen los políticos en general al llegar al poder. Cuando un político deja de tener contacto con los ciudadanos pierde la noción y actúa a ciegas entre un mar de decisiones.

Pero en 2016, el candidato del partido del gobernador, cualquiera que éste sea, acudirá a cada uno de estos municipios para pedir el voto del electorado; entonces, como en la novela Pedro Páramo, se escucharán las palabras de Dolores Preciado que le dice a su hijo: «El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*