La incongruencia del mensaje político en Veracruz

- en Opinión

Aarón Chimal Pérez / Según Festinger existe una “teoría de la comparación social”, que radica básicamente en que nosotros tenemos una tendencia a compararnos con otros para evaluarnos. Esto sucede con mayor frecuencia en aquellas características que no son objetivamente evaluables, como las opiniones, los valores, tradiciones, costumbres… por lo que es más fácil hacerlo y extraer información para enriquecer nuestro autoconcepto.

Hoy día los que navegamos en las redes sociales durante un tiempo prolongado (tiempo muerto de oficina) somos bombardeados en promedio por 4 o 5 repeticiones de diferentes medios, seguidores o amigos de facebook de las noticias más relevantes que suceden a nuestro alrededor inmediato, sea colonia, sea ciudad, estado, país o de nivel internacional.

Todo lo transformamos en un like, en una mención, un retweet, un fav, un #, un post, en una crítica o en un
fabuloso y viral meme. Todo es pasado por esa olla tan profunda que al final nos da un caldo demasiado espeso, muchas veces difícil de definirlo como información objetiva. Deshebramos la información de tal forma
que terminan siendo tiras y fragmentos que permanecen pasivos y obsoletos al otro día, pero que en el momento que fueron diseñados, representaron para nosotros esa tendencia a evaluar y que han enriquecido nuestro autoconcepto, convirtiéndonos ya, en críticos, especialistas, artistas y cualquier clase de estrellas de la crítica en la difusión de la información.

¿Por qué todo lo anterior? ¿Qué relación hay entre esa teoría y lo que sucede específicamente con lo
político en Veracruz, con los actores políticos?

Realmente respetable lector, es increíble la forma en que los medios digitales y de comunicación, magnifican
a los actores políticos del hoy, sinceramente es por que ellos mismos pagan por difundir sus fabulosas ideas, actos, aciertos y des-aciertos pero al pisar las redes sociales, se convierten en todo menos en algo serio.

Quién es serio al leer en los cabezales de los medios, en las notas de primeras planas, tanta y tanta
declaración e información generada de los actores políticos de cualquier color y posición que nada tiene
que ver con la congruencia y realidad de su quehacer diario.

Antes cuando la política no me interesaba,inmediatamente al hojear un periódico o revista, saltaba toda esa clase de información, pero hoy en día es parte de mi quehacer, y me doy cuenta que sin generalizar pero si observando a la mayoría, la información que se genera alrededor de todos aquellos quienes ocupan cargos oficiales y de elección popular, es sumamente digna de ridiculizar y de manifestar nuestra crítica y desaprobación.

Por qué seguimos escuchando declaraciones ávidas del protagonismo, pero sin fondo ni forma, que en 1 segundo se transforman en memes que viralizan nuestros timeline o muros y que sin duda nos llenan de vergüenza pues siguen colocando a nuestro estado, a nivel nacional, como un estado abrupto y burdo, ¿por qué nuestra clase política sigue rodeada de un nivel rudimentario en materia de contruir el mensaje adecuado que sea fácil de entender y correctamente interpretado?

Hoy nos abunda la clase política que no habla, salpica declaraciones sacadas de la manga, desinforma, distorsiona lo que puede ser plausible, inventa iniciativas incongruentes de realizar, transtorna con suambición, ni siquiera en algo tan básico como su reputación puede trabajar en medios digitales, ya ni se diga enfrente de las cámaras y micrófonos que diario lo reproducen a miles de ciudadanos ávidos de reírse y de convertir cualquier mensaje en un chiste. La clase política moderna está en crisis, no sabe construir un mensaje, no sabe difundirlo, no sabe ni entiende que en un segundo su reputación es pisoteada por una sociedad que sólo quiere una cosa: CONGRUENCIA.

La sociedad hoy se compara con lo que lee, con lo que recibe de todos aquellos que pueden posicionarse como información oficial, hoy el autoconcepto de la sociedad está por encima de la política, el por qué esta dicho lineas arriba, está en su propio muro, revise su facebook y busque a través de su interpretación, mejorar la condición intelectual de nuestro estado, pues parece, que ni a la prepa llegó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*